Subidos a los púlpitos

Preparados, listos, ¡ya! Se ha dado el pistoletazo de salida y comienzan a correr los participantes en la carrera, lo hacen de forma desaforada, todos y cada uno de ellos se esfuerzan por ser los primeros en la meta, en ella esperan los laureles al ganador y la gloria de la victoria ¿En qué consiste la competición? Pues en conseguir ser el mayor y mejor tiralevitas, meapilas, abraza farolas, lame posaderas y felpudo de la autoridad competente: la nunca bastante bien agasajada Soberanía Eclesiástica Católica ¡Por supuesto!

Con carita de no haber roto un plato en su vida, mediante frasecillas aparentemente bondadosas y a través de medios de comunicación propios (la Cope, 13Tv, radio María…) o alquilados (La Razón, ABC, Antena 3…) e incluso utilizando espacios regalados como la misa de La 2, emiten sus consignas en aras de nacional-catolizarnos de nuevo en pro de nuestra salvación eterna.

Así, “periodistas” de la catadura moral de Carlos Herrera arremeten, micrófono en mano, contra todo bicho viviente que discrepa de sus obispales jefes. Después de zaherir a cargos electos, insulta e intenta humillar a un joven que comete la “horrible” infracción de transmutarse en virgen. Para ello utiliza como alegato la ofensa a los sentimientos religiosos, como si él tuviera ningún tipo de sentimiento al margen de su cuenta corriente y como si no fuera suficiente ofensa a la inteligencia seguir pregonando la posibilidad de partos sin cópula. Este individuo es el jefe del equipo radiofónico en el que participa un tal Sostres, alimaña que se enciende pensando en el olor emanado de las partes íntimas de niñas de 13 años (según sus propias palabras).

En el ámbito político encontramos a Rafael Hernando. El portavoz que con rictus de estreñimiento perpetuo ofende y menosprecia a las familiares y víctimas de un delito de rebelión militar; delito a la sazón cometido por el ídolo de sus sueños húmedos: Francisco Franco, (su amigo y colaborador Queipo de Llano, también conocido como “El Carnicero de Sevilla”, le denominaba Paca la Culona). El “habla mucho” del PP ya ha sido condenado por sus excesos verbales-ofensivos pero no se arredra, continúa con su papel de látigo de los disidentes. Bárcenas le calificó como algo parecido a “mierdecilla de mono” y parece que tenía razón.

Siguiendo con la presentación de los participantes de tan infausta carrera a continuación tenemos a “Hazte Oír”. Este es una organización ultra católica que equivoca libertad de expresión con incontinencia verbal y barrio sésamo es la fuente científica más fiable de la cual ha bebido. Estos energúmenos estructurales orquestan una campaña para que las niñas/os que encuentren su anatomía divergente con su identidad se resignen y acepten los designios de dios, alegan la dictadura de un lobby homosexual que cual Sodoma y Gomorra invade los círculos educativos ¡iros a la mierda!

En los participantes de la comedia de la portada del ABC – Yo voy a misa – no vamos a reparar porque me importa un higo en que tontadas pierden su tiempo. Capaces son de rezar el rosario todos los días antes de cenar para que su alma inmortal se funda en cálido abrazo con el creador de cielos y tierra y les tele-transporte al más allá ¡Allá ellos!

Otra opción ganadora – de la carrera de memos emprendida – es la iniciativa aparecida en las redes sociales para defender el expolio inmobiliario que ha llevado a cabo la Iglesia Católica asignándose impunemente la propiedad de inmuebles comunales. Desde ‘Change.org’ se ha iniciado una campaña falaz y torticera con la finalidad de regalar monumentos del patrimonio nacional a la secta católica. Entre sus argumentos encontramos algunas relevantes estulticias: defendamos la Catedral de la Catedral Seo para todos los cristianos ¡Qué cachondos!

En primer lugar la Catedral no es SOLO de los cristianos, es de todos los ciudadanos incluidos los que siguen pensando que los seres del mas allá no tienen que tener propiedades ni influencia en el más acá.

Pero dando un pasito más me atrevería a decir: si es de todos los cristianos ¿Qué motivo impulsa a estos a regalárselo al señor Obispo? Sería de coherencia social defender el patrimonio común de las veleidades apropiadoras de los Monseñores. Es decir: siga estando en manos de todos lo que de todos es. Ítem más; aquel que haya pervertido la ley sea juzgado y en caso necesario condenado. Pero no condenado al fuego eterno que nadie hemos visto sino a las penas terrenas que se cumplen en esta lastimosa vida.

Mi humana naturaleza, propensa a meditar las motivaciones que impelen a las personas a cometer determinados actos, me ha llevado a reflexionar acerca de la carrera emprendida por los corredores ¿Qué les impulsa? ¿Qué les motiva? ¿Qué persiguen?

Lastimosamente la contestación siempre es la misma: el poder para utilizarlo en ganar dinero.

De esta forma tan dulce, Herrera protege su escandaloso salario al que aportamos todos los españoles contribuyentes al estatus de la Iglesia católica. Subvenciones al clero para que tenga emisoras de radio con las que abducirnos mediante sus infumables voceros.

Rafael Hernando se bate el cobre para mantener su momio político cuando escasamente tiene capacidad para ser pregonero de las fiestas de barrio (sus intervenciones así lo corroboran).

Los medios de comunicación están manipulados societariamente por la Curia y como es natural alegremente les alaban y siguen.

Y las asociaciones ultras ¡ay amiguitos! Estas deben proteger su cado de ayudas públicas. Lo hacen mediante acciones que justifiquen su existencia ante los donantes de aportaciones desgravables que acabamos pagando todos.

O sea ni moral, ni creencias, ni misas, ni leches: la pasta; ¡solo les importa la pasta! Si hablando desde los púlpitos sobre la menstruación de la rana fueran tan generosamente recompensados, el inocente batracio sería su luz, su faro y su guía.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...