Sor María, imputada en el caso de los niños robados

La religiosa tendrá que declarar ante el juez el próximo día 12

La religiosa María Gómez Valbuena, más conocida como sor María, ha sido citada a declarar en calidad de imputada el próximo día 12 ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, que investiga la causa de los niños robados.

Fuentes jurídicas citadas por EFE han explicado que sor María, que tiene cerca de 80 años, deberá declarar ante el juez por la denuncia de María Luisa Torres, una madre que la acusa de haberle arrebatado a la hija que tuvo en marzo de 1982 en la clínica Santa Cristina de Madrid. A la religiosa se le imputan los delitos de detención ilegal y falsedad en documento público cuando trabajaba como asistente social en la clínica Santa Cristina cuando ocurrieron los supuestos hechos.

Reuniones con los ministros de Interior, Justicia y Sanidad
La citación de sor María, prevista en un principio para el día 17, ha sido cambiada por el juzgado para el 12, día en que se van a reunir las asociaciones de niños robados con los ministros del Interior, Justicia y Sanidad, Jorge Fernández, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Mato, respectivamente, además de con el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

La primera imputada en este caso
La religiosa, que vive en un convento en Madrid de las hermanas de la Caridad, es la primera persona a la que un juez abre diligencias por un caso de niños robados, después de haber remitido la denuncia la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid.

Sor María dijo a la madre que el bebé había muerto
El pasado día 3 María Luisa Torres acudió ante el magistrado Carretero como testigo para ratificar su denuncia contra sor María y contó que esta le quitó a su bebé tras llamarla “adúltera”, ya que el padre no era su marido, y que anteriormente también la había intentado engañar diciéndole que la niña había fallecido en el parto.

La madre pide justicia
Torres y su hija Pilar, que se reencontraron hace medio año tras confirmarse su relación biológica por pruebas de ADN, comentaron a la salida de los juzgados que esperaban que se hiciera justicia y que su caso sirva para dar “pasos de gigante” en un asunto difícil de demostrar por la posible prescripción de los delitos o por la dificultad de hallar pruebas acusatorias.

María Luisa Torres (i), la mujer que acusa a la religiosa María Gómez Valbuena, conocida como sor María, por haber participado supuestamente en la sustracción de su hija Pilar (2d), al nacer en 1982. EFE

Archivos de imagen relacionados

  • famila bebe robo
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...