¿Son la infidelidad, el juego, la homosexualidad o el aborto asuntos morales?

Un estudio elaborado en 40 países demuestra que la religión y el desarrollo económico son factores determinantes a la hora de juzgar la moralidad de determinados comportamientos
En países económicamente desarrollados los ciudadanos suelen ser más tolerantes o ni siquiera valoran este tipo de cuestiones como asuntos morales

El centro de investigación Pew Reseach Center ha elaboradoun estudio en el que compara la visión de 40 países respecto a la moralidad de asuntos como la homosexualidad, el juego, el aborto o las infidelidades. El análisis revela que, de forma general, la religión y el desarrollo económico son factores determinantes. Los países africanos y aquellos con mayor presencia del islam tienden a encontrar la mayoría de estas actividades moralmente inaceptables, mientras que en países económicamente desarrollados de Europa occidental, Japón y América del norte, los ciudadanos acostumbran a ser más tolerantes o ni siquiera valoran este tipo de cuestiones como asuntos morales en absoluto.

En concreto, han sido ocho los comportamientos planteados a los encuestados: relaciones extramatrimoniales, juego, aborto, homosexualidad, relaciones prematrimoniales, consumo de alcohol, divorcio y uso de anticonceptivos. Los encuestados se han posicionado sobre si estas cuestiones son moralmente aceptables, inaceptables, o si no las consideran una cuestión moral.

En cuanto a la metodología, se trata de un estudio elaborado entre los años 2013 y 2014, con cuestiones planteadas a un total de40.117 personas de 40 países de todo el mundo. En España fueron encuestadas un total de 1.000 personas.

Estas son las principales conclusiones del estudio según la cuestión planteada a los entrevistados:

1. RELACIONES EXTRAMATRIMONIALES

Las relaciones extramatrimoniales son consideradas como moralmente inaceptables en la práctica totalidad de los países donde se realizó el estudio. En cada territorio más de la mitad de los ciudadanos participantes en la encuesta condenan la infidelidad dentro del matrimonio, lo que resulta en una media total del 78%. Existe sólo una excepción: en Francia el 47% lo considera inmoral, mientras que el 40% no lo considera una cuestión moral y el 12% cree que es algo aceptable.

Los países que en mayor medida censuran la infidelidad son Palestina y Turquía (94%), seguidos por Jordania, Egipto e Indonesia (93%). En el otro lado de la balanza, más próxima a Francia se encuentra la opinión de países como República Checa, con un 17% de la población que la considera moralmente aceptable, o India, donde un 14% de los ciudadanos opina de esta forma.

En España, el 64% de los encuestados cree que las relaciones extramatrimoniales son inmorales, frente al 8% que las considera moralmente aceptables. Finalmente, el 27% de los españoles que han participado en el estudio no considera que este asunto deba considerarse como una cuestión moral.

2. JUEGO

La media del total de las personas encuestadas que considera el juego como una actividad inaceptable desde un punto de vista ético asciende al 62%. Por su parte, el 11% cree que es aceptable y el 19% no considera que sea una cuestión susceptible de valoraciones morales.

En la mayor parte de los países de Oriente Medio y África, esta práctica es tachada de inmoral. Especialmente en Pakistán, donde una amplia mayoría del 95% la considera así, seguido por Palestina, Egipto, Túnez, Jordania y Ghana (91%). En el otro lado, sólo el 13% de los franceses lo considera inmoral, frente al 31% que cree que es aceptable y el 56% que no lo entiende como una cuestión moralmente valorable. En Canadá, el 23% lo ve inaceptable, mientras que el 25% lo considera aceptable y el 55% no lo entiende como una cuestión moral.

Según recalca la investigación, en gran parte del mundo el juego es en general menos aceptable para las personas de 50 años o más de edad.

En España, los datos son similares a los de Francia. El 28% cree que las actividades relacionadas con el juego son inmorales, mientras que el 17% las considera moralmente aceptables. El 51% de los encuestados no entiende el juego como una cuestión moral.

3. HOMOSEXUALIDAD

Casi seis de cada diez encuestados (el 59%) cree, de media, que la homosexualidad es un acto moralmente reprobable. En un total de siete países –Ghana, Jordania, Egipto, Palestina, Uganda, Indonesia y Túnez–, nueve de cada diez lo entienden de esta forma. Especialmente en territorios como Ghana (98%), Jordania y Egipto (95%), donde ser homosexual se encuentra duramente castigado con penas de hasta 14 años de cárcel o incluso pena de muerte.

En Europa, la tendencia se invierte. En países como Alemania, República Checa, Francia, Gran Bretaña e Italia menos del 20% de la población cree que la homosexualidad es inaceptable.

España ostenta en este punto el récord de tolerancia entre los 40 países entrevistados, al ser el territorio que en un porcentaje menor considera la homosexualidad como inmoral. Sólo el 6% de la población la percibe como tal, mientras que el 55% cree que es aceptable y, finalmente, el 38% de la ciudadanía no piensa que sea una cuestión moral.

4. ABORTO

En cuanto a la interrupción del embarazo, una media del 56% de los encuestados cree que practicar un aborto es inmoral. Según el estudio, la ciudadanía de África subsahariana, América Latina y los países predominantemente musulmanes de Asia y Oriente Medio consideran con mayor rotundidad que el aborto es moralmente incorrecto. En Filipinas, este porcentaje asciende al 93%, seguido por Ghana (92%), Indonesia (89%), Uganda (88%) y El Salvador (85%).

Por el contrario, en Europa Occidental, Australia, Canadá y Japón suele entenderse que el aborto es moralmente aceptable o no es ni siquiera una cuestión moral. En Alemania el 43% de la ciudadanía lo considera aceptable, cifra similar a la registrada en República Checa (49%) y Japón (44%). En Canadá el 37% no lo clasifica como un asunto moral, y el 32% de los encuestados australianos tampoco.

En España, el 26% de los encuestados cree que el aborto está englobado dentro de las prácticas moralmente inaceptables, mientras que el 35% lo acepta desde un punto de vista ético y el 28% no lo considera como un asunto moral.

5. RELACIONES PREMATRIMONIALES

Las relaciones prematrimoniales han sido otro de los asuntos objeto de la encuesta. La media de quienes observan esta cuestión como algo inmoral asciende al 46%, frente a quienes lo aceptan, el 24%, y aquellas personas que no lo entienden como un fenómeno moral, el 16%. Según las conclusiones del estudio, los países predominantemente musulmanes tienden a creer que el sexo antes del matrimonio es inaceptable. En concreto, esta posición es respaldada por nueve de cada diez personas en países como Indonesia (97%), Jordania (95%), Pakistán y Palestina (94% ambos), Turquía (91%) y Egipto (90%).

En cambio, menos del 10% de los encuestados opina de esta forma en países como Alemania o Francia (6%). En el país galo existe, además, un empate entre las personas que lo consideran aceptable y quienes no lo entienden como una cuestión moral (47%).

En cuanto a España, el 8% de las personas encuestadas cree que las relaciones prematrimoniales son inaceptables, mientras que el 52% sostiene que sí se adaptan a sus códigos éticos, y el 39% no lo considera un asunto moral.

6. CONSUMO DE ALCOHOL

Un 42% del total de los encuestados valora el consumo de alcohol como un hábito inaceptable moralmente. El 22% difiere, y lo considera aceptable, mientras que dos puntos por encima, el 24%, no lo considera una cuestión moral.

Respecto a los países que en mayor medida consideran este hecho como algo inaceptable, vuelven a destacar aquellos predominantemente musulmanes. El 94% de las personas encuestadas en Pakistán lo cree así, el 89% en Palestina, y el 85% en países como Jordania, Indonesia y Túnez. En el polo opuesto,el territorio más tolerante en este sentido es Japón, donde un 6% de la población entiende el consumo de alcohol como algo inaceptable, frente al 66% que sostiene lo contrario. En Canadá y Gran Bretaña el 9% se muestra contrario al consumo de bebidas alcóholicas desde una perspectiva moral, porcentaje que asciende al 10% en Australia, al 14% en Alemania y al 16% en Estados Unidos.

En España, el 22% de la población encuestada no tolera el consumo de alcohol, mientras que el 27% sí lo acepta y el 46% no considera que se trate de un asunto moral.

7. DIVORCIO

La aceptación del aborto es en general mucho más amplia. Así, el 24% de la media total cree que el divorcio es una cuestión inaceptable desde un punto de vista ético, frente al 36% que lo acepta con normalidad y el 22% que no lo considera una cuestión moral.

Por países, ninguno de los seleccionados supera el 80% de personas que valoran el divorcio como algo inaceptable. EnGhana es justo el 80% quienes lo entienden así, Uganda registra el 76%, Pakistán el 73% y Filipinas el 67%.

Francia, por el contrario, únicamente cuenta con el 5% de la población encuestada que lo considera inaceptable, mientras que el 43% lo entiende como éticamente aceptable y el 52% no cree que sea una cuestión susceptible de valoraciones morales.Jordania y Egipto entran en el ránking de los más tolerantes, con el 6% y el 7%, respectivamente, de personas que lo consideran inaceptable, y el 54% y 51% que sí lo aceptan.

España vuelve a batir el récord. Sólo el 4% de los participantes en el estudio censura el divorcio, mientras que el 57% lo acepta y el 37% no lo engloba en el listado de asuntos moralmente evaluables.

8. USO DE ANTICONCEPTIVOS
El último puesto de la lista lo ocupa el uso de anticonceptivos, asunto en el que la mayor parte de la población de muestra condescendiente. Sólo el 14% cree que es un asunto inaceptable, frente al 54% que lo considera moralmente aceptable, y el 21% que lo descarta como un asunto moral.

En Pakistán, el 65% de personas no acepta el uso de anticonceptivos como algo moral, seguido por el 54% de Nigeria, el 52% de Ghana y el 40% de Malasia. Por el contrario, sólo el 1% de alemanes lo entiende de esta manera, frente al 70% que sí lo acepta y el 28% que no lo considera una cuestión moral. El 2% de los encuestados de la República Checa cree que usar métodos anticonceptivos es inmoral, frente al 74% que opina lo contrario. En Gran Bretaña y Francia la primera postura es defendida por el 4% y la segunda por el 62% y el 56%, respectivamente.

Respecto a España, sólo el 2% de los ciudadanos cree que esta cuestión es inaceptable, argumento que rechaza el 64% de la población, que se muestra favorable, y el 32%, que ni siquiera cree que sea un asunto moral.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...