Solicitan la retirada del crucifijo que preside el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cáceres

La asociación Cáceres Laica formulará la petición en el pleno municipal de la próxima semana

La organización Cáceres Laica ha solicitado la participación en el pleno municipal de la ciudad el próximo 15 de mayo para pedir la retirada de un crucifijo que preside el Salón de Plenos del Ayuntamiento. Los miembros de esta asociación consideran que “el Salón de Plenos representa al conjunto de ciudadanos y ciudadanas al margen de su orientación religiosa y de conciencia”, por lo que la colocación de este crucifijo “impone el privilegio de unos cuantos” sobre el derecho universal a la libertad de conciencia.

La presidenta de la asociación Cáceres Laica, haciendo uso del nuevo reglamento del Ayuntamiento de Cáceres que permite a colectivos ciudadanos y órganos sociales participar en los plenos municipales ha solicitado intervenir en el pleno del próximo jueves 15 de mayo para pedir a la alcaldesa de la ciudad, Carmen Heras, la retirada de un crucifijo que preside el Salón del Ayuntamiento.

"Contra el principio de libertad de conciencia"
Desde la organización de carácter laicista consideran que “la neutralidad de los poderes públicos y de los espacios oficiales es el marco indispensable para que pueda existir libertad de conciencia”. Por eso, a su juicio, la colocación del citado crucifijo en el Salón de Plenos “va contra el principio de libertad de conciencia” y es una “costumbre obsoleta” que “impone el privilegio de unos cuantos sobre este principio”.

"Dependencia del poder político"
En el texto remitido a la alcaldesa, Cáceres Laica recuerda que “la presencia de un símbolo religioso concreto en un lugar de honor, incluso por encima del retrato del Jefe del Estado, se hace acreedor a una dependencia del poder político de una opción religiosa que en ningún caso contempla ni aprueba el ordenamiento jurídico en nuestro país”.

Crucifijos en Badajoz
La petición se produce solo unos días después de que en Badajoz se abriese una polémica por la retirada de varios crucifijos en un colegio público de la ciudad. Como ya informó El Plural, en aquella ocasión la retirada de los símbolos religiosos se hizo a instancias de la asociación de padres del centro, y levantó las críticas del PP, pese a que, tal y como marca la Constitución, la escuela es una institución laica y aconfesional.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...