Sobre laicismo

Me gustan algunos colaboradores del el prular, por susarticulos. Entre ellos Carlos Carnicero, el propio Enric Sopena, y alguno más. Hoy por el articulo de Coral Bravo.

Estoy de acuerdo con ello y sobre otro artículo sobre el burka. Soy evangélico, aparte de izquierdas, creo en la religión separada del Estado. En España se piensa que laicismo es igual a ateísmo, nada que ver. Se puede ser creyente y separar una cosa de otra. Se puede ser persona y además político, creyente y laico. La religión debería ser respetuosa y respetar el espacio que es propio a la política o al ciudadano. Dar al Cesar lo que es de César y a Dios lo que es de Dios.

Dicho esto, se habló en un artículo anterior sobre las distintas religiones que florecen en España y la conveniencia o no de escoger una de ellas. Que el ser humano, si es lógico, no se quedaría con algunas de ellas, dando a entender que la católica, no era la opción más mala. Hoy he estado en la Agencia Triburaria Central de Córdoba, en el patio central cubierto, existe un cuadro de no sé qué Virgen presidiendo el edificio. Yo me quedé absorto admirando que en el edificio más representativo de la estatalidad "Hacienda somos todos" había una clara falta de constitucionalidad, igualdad y derechos.

Yo no sé si mi religión será peor o mejor que otras, sólo digo que me den los derechos que la Constitución me brinda, un trato igual y una financiación igual. Que me dejen de cuentos sobre fundamentalismo y me hagan ciudadano de primera en pleno derecho y disfrute. Que la escuela la hagan laica y que cada uno se forme religiosamente en su casa. Que me dejen de inicuos demócratas que te quieren pasar por el aro de la lógica y el razonamiento, cuando ellos no te dejan disfrutar de la libertad y democracia de la que hablan.

Que en los espacios televisivos no pongan 10 minutos de programación a los musulmanes o judíos cuando ellos hacen Semana Santa, Navidades televisivas, y Estaciones en el circo romano. En fin, quién es el demócrata, de verdad.

Pasamos una transición, pero no creo que fuera modélica, hubo muchos poderes que no se tocaron, hoy en día parece que empieza a moverse algo y la sociedad debe concienciarse, que España es una nación con diversidad, no solamente política, sino de ciudadanía y religiosa. No quiero entrar en el tema de nacionalidades, pero qué les molesta si alguien no se quiere sentir español, será adulto y como tal, podrá sentirse como sea.

La libertad empieza cuando respetamos al otro y su espacio. Por favor, ayúdenme con ese cuadro y que se lo lleven a la Mezquita, que allí el cabildo tiene muchos, qué más da uno más para estropear un monumento histórico. En fin Coral Bravo, llevas mucha razón en lo que escribes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...