Sin símbolos religiosos en los edificios municipales

El Ayuntamiento de Bera (Navarra) fomentará el laicismo y el respeto de todas las creencias en el ámbito público

El Ayuntamiento de Bera va a retirar los símbolos religiosos de los edificios municipales tras la aprobación de una moción presentada por Aralar y que fue respaldada en uno de los últimos plenos del pasado año por el resto de formaciones que componene el ayuntamiento (ANV, PNV y EA).
Según el texto, aprobado a finales de año, se han comenzado a eliminar «cruces, santos y figuras de las vírgenes u otros símbolos y figuras» que se exhiban en bienes del patrimonio municipal. La pretensión del Ayuntamiento es «trabajar para que en el ámbito público se respeten todas las creencias de todos los ciudadanos», así como trabajar para «fomentar el laicismo en el ámbito público». En la moción presentada por Aralar y que aprobada por unanimidad, excepto en uno de sus puntos, se argumenta que «las prácticas religiosas hay que limitarlas al ámbito privado. En una sociedad aconfesional, las administraciones públicas no pueden ofrecer ningún tipo de adhesión o ayuda a ninguna expresión religiosa».
El texto recoge también que «las creencias y las prácticas religiosas hay que limitarlas al ámbito privado y, por eso, hay que poner los caminos para quitar los símbolos de cualquier religión en el ámbito público». Haciendo referencia clara al pasado y a la Historia también recoge que «todavía es normal ver símbolos religiosos en los edificios públicos. Hay que tener en cuenta además que muchos de ellos han estado en estos edificios por tradición desde que la Iglesia y el Estado eran uno, y desde que la religión católica era la única».
Distintas religiones
En el texto también se habla de los distintos cambios que se han dado en la sociedad, y más en los úlitmos años. «Hoy en día la sociedad ha cambiado mucho y nuestro pueblo está formado además de vecinos que profesan su fe en la religión cristiana por gente de otras religiones y por gente sin creencias. Por respeto a todas esas realidades, la necesidad de quitar todos los símbolos religiosos del ámbito público es más evidente que nunca». El único punto de la moción que no contó con la unanimidad de los concejales fue el de publicitar este acuerdo mediante bando y en los medios de comunicación, que sólo apoyó Aralar y se abstuvieron el alcalde y los concejales de su grupo, EA y PNV.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...