Sin alternativa a la Religión en los colegios concertados de Carabanchel Alto

Fachada del colegio marianista Amorós. ANTONIO HEREDIA

Cinco colegios concertados religiosos del barrio de Carabanchel Alto no ofrecen en su plan de estudios la asignatura de Valores Éticos como alternativa a la Religión, algo obligatorio por ley. Estos centros son la casi totalidad de los colegios de esta modalidad en la barriada. Un grupo de padres de la zona han denunciado esta situación ante la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Un sexto centro afirma sí ofertarla, aunque en la queja de los afectados también lo incluyen.

El número de alumnos que no pueden cursar una optativa a los estudios religiosos asciende a más de 4.000. En concreto los centros denunciados son el Amorós (Marianistas), el Santísima Mª de los Apóstoles, Nuestra Señora de las Escuelas Pías (Escolapios), el colegio Salesianos de Carabanchel, María Inmaculada y el San Gabriel. Este último es el que asevera sí ofrecerla.

En los casos de Salesianos y de María de los Apóstoles, ambos centros aseguran que no ofrecen la asignatura de Valores Éticos porque son «centros religiosos». Los colegios tienen 1.500 y 700 alumnos respectivamente, lo que hace que 2.200 chavales no puedan elegir una alternativa a la Religión.

El Amorós afirma que sí ofrece una alternativa a sus alumnos, aunque explican que no tienen a ningún niño matriculado. En el documento del plan de estudios que los padres tienen que rellenar con las modalidades que estudiarán sus hijos al principio del curso académico, la casilla de Religión viene marcada de manera predeterminada. El centro tiene 1.940 alumnos.

Los colegios de María Inmaculada y los Escolapios han rechazado responder a las preguntas de este periódico por tener que «consensuar» una respuesta unánime con sus superiores.

Valores Éticos es una asignatura específica obligatoria, aunque algunos padres se quejan de que cuando van a «hacer la matrícula ya viene marcada la casilla de Religión» y que «el resto de asignaturas» sí las pueden elegir. «A muchos nos da entre respeto y miedo pedirle al colegio que se cumplan nuestros derechos porque no sabemos si esa petición tendrá alguna repercusión negativa sobre nuestros hijos», explica la portavoz del grupo de padres que ha presentado la queja ante Educación.

Ella puso una reclamación a través del espacio de Quejas y Sugerencias de la página web del Gobierno regional. Desde el departamento le respondieron el pasado 31 de marzo que su petición se había «trasladado al Servicio de Inspección Educativa».

En estos momentos hay una inspección puesta en marcha para verificar si los colegios no ofrecen una asignatura opcional a la Religión, afirman fuentes de la Consejería. La comprobación no ha terminado por ahora, aunque no se han encontrado irregularidades.

La secretaria general de Enseñanza de CCOO en Madrid, Isabel Galvín, explica que cuando los inspectores se presentan en este tipo de colegios, los centros «esgrimen que no hay demanda como excusa para no impartir la asignatura». El sindicato ha confirmado que ninguno de los seis centros ofrece la posibilidad de cursar clases de Valores Éticos. «No son los únicos, es algo corriente en toda la Comunidad», añade Galvín.

Otro de los padres afectados estudió en el mismo colegio que su hijo. «Antes sí ofertaban una alternativa. Imagino que el cambio es una orden que viene de la Conferencia Episcopal». Su hijo no quiere cursar la Religión. «Yo no tengo nada en contra, pero creo que todos deberíamos poder elegir», dice.

Varios padres denuncian que desde los centros «se intimida a chavales de 13 y 14 años» cuando piden no cursar estudios religiosos. En algunos casos los colegios les dan la razón a los padres. Les responden que «no tienen fondos para poner en marcha la asignatura de Valores Éticos», afirma otra persona que tampoco está dispuesto a dar su nombre.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...