«Si el alumno es el centro de atención su rendimiento aumenta»

Francisco Delgado Presidente de la asociación Europa Laica en la presentación del libro «Aprender sin dogmas» en Palencia

Presidente de la asociación Europa Laica, Francisco Delgado es uno de los trece autores del libro 'Aprender sin dogmas', publicado por la editorial Milrazones. La publicación recoge propuestas para un modelo de 'enseñanza laica para la convivencia', como reza el subtítulo de la obra.
-¿Todavía persisten los dogmas en la enseñanza?
-El libro trata de clarificar cuestiones de tipo religioso que todavía tienen fuerza en los centros de ideario católico. Y en los colegios públicos todavía hay un cierto olor a aspectos del pasado que se transmiten en las asignaturas de Historia, Filosofía y en el resto de materias en general.
-¿Por ejemplo…?
-En los colegios católicos, las enseñanzas sobre las sagradas escrituras y la Biblia se plantean al dictado del Vaticano y de la Iglesia Católica. Aspectos como la sexualidad, la orientación sexual o la familia solo se conciben bajo un modelo de sesgo dogmático. Y no todo el mundo es católico. En los centros públicos, los propios maestros mantienen estas tendencias en sus currículos, y ya no digamos en la asignatura de Religión.
-Según las encuestas, el nivel educativo en este país está por debajo de la mayoría de los de la UE, ¿contribuye la educación laica a una enseñanza de calidad?
-Si tenemos en cuenta la democracia participativa, en aquellos lugares donde el alumnado es protagonista y participa la familia, el rendimiento escolar sube. Uno de los problemas de la enseñanza es la falta de motivación. Por tanto, si el alumno es el centro de atención, es evidente que aumenta el rendimiento. Luego, hay que plantear el aspecto del género: en algunos sectores conservadores promueven la separación de alumnos y alumnas. Esa separación no contribuye a mejorar la educación, porque toda la sociedad está integrada por mujeres y hombres.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...