Sevilla Laica apoya la “valentía” de oponerse a las “invasivas procesiones” escolares en horario lectivo

La asociación Sevilla Laica ha manifestado su respaldo a la “valentía” de las madres y padres de alumnos que han defendido “la libertad de conciencia” de sus hijos y han actuado ante las “actividades religiosas” promovidos en colegios públicos “invadiendo el espacio común y el horario” lectivo, como es el caso de las procesiones de Semana Santa.

A través de un manifiesto recogido por Europa Press, Sevilla Laica expone que “a pesar de que en la España de hay hoy más matrimonios civiles que religiosos, un 25 por ciento de la población se declara no creyente o profesa otra religión y sólo el 35 por ciento de los católicos se declara practicante, muchos padres prefieran matricular a sus pequeños en (la asignatura de) religión para no señalarles”.

“Muchos padres y madres eligen la escuela pública por ser pública y no religiosa, y se encuentran con que a su hijo o hija lo segregan, le hacen sentirse diferente, raro y les ponen a ellos ante la tesitura de plegarse a ‘la mayoría’, renunciando a sus convicciones o ser héroes”, expone la entidad, avisando a continuación de que “cada vez son más esos padres y madres valientes, que denuncian ante la Inspección Educativa la organización en los centros escolares públicos de actividades religiosas que invaden el espacio común y el horario de otras asignaturas”.

LAS “INVASIVAS PROCESIONES”

Especialmente, señala el colectivo “las más invasivas, las procesiones de Semana Santa, que no sólo ocupan toda la jornada lectiva, sino muchas horas previas de la clase de música o de plástica“, defendiendo la idea de que “la religión debe enseñarse fuera de la escuela: en las parroquias, las mezquitas o las sinagogas, porque, de acuerdo con nuestra Constitución, todos somos iguales, ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho, creamos lo que creamos”.

Hay que ser muy valiente y muy íntegro, como Juanma, ese padre heroico del colegio Giner de los Ríos, en Mairena del Aljarafe, para hacer frente a las presiones de la dirección del colegio y, lamentablemente, las de otros padres y madres, y mantenerse firme en la defensa del derecho a la libertad de conciencia de su hijo de cinco años”, enfatiza el colectivo, en cuanto a la suspensión de procesiones infantiles previstas en dicho centro y otro colegio de Guillena, merced a la directriz de la Inspección Educativa que determina que dichos actos no pueden ser celebrados en horario escolar al implicar una discriminación respecto a los alumnos no inscritos en clases de Religión.

“Mientras no consigamos el objetivo esencial de sacar a la Religión de la escuela, por favor, autoridades educativas, no permitan que la asignatura de Religión salga de sus límites, porque tendrán un conflicto, porque cada vez hay más padres y madres valientes dispuestos a defender sus principios”, concluye el colectivo.


También aparece en:

20 Minutos

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...