Sevilla: IU reivindicará en el Pleno un Ayuntamiento “plenamente laico” y “libre de injerencias religiosas”

IU defiende que el Ayuntamiento no tenga presencia, ni como institución ni como representantes públicos, en acontecimientos o manifestaciones religiosas. También plantea, entre otras propuestas, que los concejales dejen de asistir a los actos de cualquier confesión como cargos públicos y que no se reserven espacios a los grupos municipales en procesiones y misas.

Izquierda Unida elevará al Pleno de este viernes una batería de medidas para que el Ayuntamiento de Sevilla promueva un Estado laico y separe la religión de la política en sus actividades y funcionamiento, para que, tal y como ha informado, “no exista ninguna confusión entre los fines civiles y públicos y se garantice lano confesionalidad de la institución municipal, como establece la Constitución Española”. 

Así lo ha indicado este miércoles el portavoz de IU, Daniel González Rojas, quien ha comparecido junto a representantes de Sevilla Laica, a las puertas del Palacio Arzobispal, para dar a conocer esta iniciativa dirigida a “acabar con los privilegios de la Iglesia Católica” en sus relaciones con los poderes públicos y a avanzar hacia un “Estado más democrático, que esté libre de injerencias y ataduras religiosas”.

En lo concreto, Izquierda Unida defiende que el Ayuntamiento no mantenga más su presencia, ni como institución ni como representantes públicos, en cualquier acontecimiento y/o manifestación religiosa, lo que implica “el cese de las invitaciones que se hacen desde la Alcaldía a estos actos y la reserva de espacios para los grupos municipales en misas, procesiones u otros eventos de cualquier confesión”. 

Según Rojas, “si vivimos en un Estado de carácter aconfesional, no se entiende, por ejemplo, que los concejales tengan, por el hecho de serlos, un palco para ver la Semana Santa”. “A este tipo de cosas hay que ponerle fin desde ya”, ha aseverado el portavoz de IU, quien considera que el edil que quiera participar o asistir a estos eventosdebe hacerlo a título personal, pero nunca en calidad de cargo público.

En este sentido, la moción de IU, consensuada con Sevilla Laica, plantea también que todos los actos organizados por el Ayuntamiento sean “exclusivamente civiles y sin connotaciones ni simbologías religiosas”. Y, del mismo modo, propone que el Consistorio hispalense no invite a éstos a los representantes eclesiásticos ni los considere autoridad pública. “¿A santo de qué, por ejemplo, el Arzobispo tiene que estar presente, en primera línea, en la toma de posesión del alcalde?”, se ha preguntado Rojas.

La elaboración de un censo de las propiedades de cualquier confesión religiosa que estén exentas de pagar el IBI en la ciudad es otra de las medidas incluidas dentro de esta moción, en la que también se insta al Gobierno central a derogar los acuerdos con la Santa Sede para garantizar “la separación total” de la Iglesia católica y el Estado y acabar con “la situación privilegiada de la que la institución eclesial viene disfrutando desde hace tiempo en numerosos aspectos sociales, educativos, culturales y económicos”, según ha informado IU.

En definitiva, “se tratan de un total de ocho acuerdos para defender el laicismo desde la institución más cercana a los ciudadanos, el Ayuntamiento, y entendiendo que no se puede hablar de democracia plena mientras la religión siga inmiscuyéndose en los asuntos civiles y viceversa”, ha apuntado Rojas, que espera que el resto de los grupos políticos estén a la altura de las circunstancias y apoyen la moción.

Por último, el portavoz de IU se ha mostrado a favor de que el Ayuntamiento de Sevilla se sume a la Red de Municipios por un Estado Laico que actualmente se está constituyendo en el país, con el objetivo de establecer la legitimidad secular de las instituciones públicas, y ha anunciado que su grupo municipal propondrá su adhesión próximamente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...