Sentencia TS 517/1994: Enseñanza de la religión católica y el estudio asistido en la ESO

Interpuesto como demandante por la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales, Doña Rocío , Doña Marta y Don Abelardo , representados por el Procurador Don Juan-Antonio García San Miguel y Orueta, asistido del Letrado Don Nicolás Pérez-Serrano Jáuregui; frente a la demandada Administración General del Estado, representada y defendida por el Sr. Abogado del Estado; contra los apartados 1 y 4 del artículo 3, el artículo 7, y, los apartados 1 y 3 del artículo 16, todos ellos del Real Decreto 1.007/1.991, de 14 de Junio; por el que se establecen las enseñanzas mínimas,correspondientes a la Educación Secundaria Obligatorio, en cuanto tales artículos afectan a la enseñanza de la Religión Católica y al estudio asistido.

FALLAMOS
QUE, desestimando la causa de inadmisibilidad, actuada por el Sr. Abogado del Estado, en la representación y defensa que en este proceso ostenta; y, estimando en parte este recurso contencioso-administrativo, mantenido por el Procurador Sr. García San Miguel y Orueta, en nombre y representación de la «Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales», y de Doña Rocío , Doña Marta , y, Don Abelardo ; frente a la Administración General del Estado, representada y defendida por su Abogacía; contra los apartados 1 y 4, del artículo 3, el artículo 7, y, los apartados 1 y 3, del artículo 16, todos ellos del Real Decreto 1.007/1.991, de 14 de Junio, a que este recurso se refiere;

DECLARAMOS no ser conformes a derecho, y, por consiguiente nulos, el citado artículo 7, y los apartados 1 y 3 del artículo 16, de la citada disposición general; declarando la conformidad a derecho de los apartados 1 y 4, del artículo 3, de expresado Real Decreto; desestimando también todas las demás pretensiones de la demanda no contenidas en dicha declaración.- Todo ello, sin hacer una expresa condena en costas, respecto de las derivadas de este recurso contencioso- administrativo.

Ver la sentencia completa en el archivo adjunto

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...