Señores de las Iglesias: El aborto es un derecho humano, no necesitamos su permiso

El Ministerio de Salud ha anunciado la reglamentación del aborto en Colombia, esto debido a una orden que le dio la Corte Constitucional en la sentencia SU-096/2018. Las iglesias están haciendo plantones, enviando comunicados al Presidente, al Ministerio, están utilizando todos sus recursos para que no se emita tal resolución.

Señores de las iglesias, es importante que sepan, que el ministerio no está haciendo nada distinto a recopilar todas las condiciones e información ya existente frente a la práctica del aborto, la misma que fue despenalizada en Colombia desde el 2006. Es importante que sepan también que defender la vida, no es crear barreras de acceso al derecho a la salud de las personas gestantes; defender la vida es entender y poner en valor la vida de las mujeres, seres humanos con una historia, unas relaciones afectivas construidas, un proyecto de vida en curso; a quienes ustedes desprecian completamente al impedirles tomar las decisiones sobre su cuerpo y ejercer sus derechos reproductivos, exponiéndolas a la clandestinidad. En Colombia no se imparte una educación sexual en condiciones, gracias también a ustedes que han sido los principales opositores y que quieren mantener un esquema mental de tabúes y prejuicios para tener un mayor control social sobre la población; por eso se siguen oponiendo al aborto, porque quieren controlar nuestras decisiones y nuestros cuerpos, como lo han hecho siempre.

El aborto no es una imposición, señores; ustedes no tienen útero, no insistan en apropiarse de esta discusión que nos pertenece a nosotras y señoras; no aborten si no quieren, pero no sean un problema para quienes han decidido y necesitan hacerlo. Está demostrado estadísticamente que, en los países, en donde el aborto es legal, seguro, gratuito y va acompañado con políticas públicas de educación sexual; las tasas de aborto son bajas; pero además, el riesgo de muerte por aborto, es muchísimo menor que el riesgo de muerte en un parto; sí, más mujeres se mueren pariendo que abortando, incluso en los entornos seguros.

Finalmente, es muy importante que sepan que el aborto es un derecho humano, sí, así lo ha reconocido el derecho internacional y el derecho interno (la última vez fue justamente en la sentencia SU-096/2018). Como entenderán, Colombia es un Estado laico, dejen de entrometerse en asuntos de la política del Estado, dejen de entrometerse en nuestras decisiones y nuestros cuerpos. Si tanto les preocupan las mujeres, ocúpense de las reclamaciones de las que trabajan al interior de sus instituciones, a quienes históricamente han minimizado e invisibilizado. Nosotras, seguiremos abogando por la vida de las mujeres, de los cuerpos gestantes, no necesitamos su permiso.

Dayana Méndez Aristizábal

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...