Senado inicia discusión de reformas al Estado laico

Inicia en el Senado la lectura de reformas a los arts. 24 y 40, que establecen la libertad religiosa y la laicidad del Estado; se prevé su aprobación el miércoles o jueves

El pleno del Senado de la República dio primera lectura a las reformas a los artículos 24 y 40 constitucionales, que establecen la libertad religiosa y refrendan el carácter laico del Estado mexicano, respectivamente.

Se espera que estas modificaciones a la Constitución Política sean discutidas para su aprobación definitiva, sí así lo considera el pleno senatorial, en las sesiones de este miércoles y jueves.

La reforma al Artículo 24 constitucional señala que "toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener y adoptar en su caso la de su agrado".

También señala que "esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado en las ceremonias, devociones o actos de culto respectivo".

Además, advierte que "nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política".

En el dictamen también se rechaza toda intención de reformar los artículos 1, 3, 5, 27 y 130 de la Constitución, o abrir camino a futuras reformas a los preceptos que son la base del Estado laico mexicano.

A su vez, las reformas al Artículo 40 de la Constitución reiteran el carácter laico del Estado mexicano, al señalar que "es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una república representativa, laica y federal".

Según este dictamen, la Carta Magna reconoce y tutela un Estado laico, "por lo que esta reforma es una forma de consolidarlo", ya que las bases del Estado laico están ya en el Artículo 3, que consagra la educación laica.

Los senadores indicaron que se incluye la declaratoria de laico en el Artículo 40 de la Constitución, debido a que define las características esenciales del Estado Mexicano.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...