Semana Santa, el calvario de las sillas de ruedas

En Sevilla es tradición la Semana Santa como todos bien saben. Por desgracia, es tradición tapar con cemento rampas de accesibilidad en la zona céntrica. 

El actual Ayuntamiento está estudiando alternativas para que el próximo año exista un plan de accesibilidad, debido a las duras críticas recibidas.

El año pasado, mi compañero y colega de Blog, Mariano Cuesta denunciaba aquí la tradición de tapar con cemento rampas de accesibilidad en el centro de la ciudad de Sevilla durante la Semana Santa. No di crédito, me pareció cuanto menos monstruoso. Y es que e n ciertos lugares estratégicos de pasos de Vírgenes y Santos – no soy muy ducha en el tema- se decidió echar cemento en las rampas para personas con movilidad reducida, de tal forma que se pudiera aprovechar el espacio para quienes ven las procesiones sentados en sillas previo pago . Pensé que quizá -ilusa de mí- la historia no volvería a repetirse al cambiar el partido en el Ayuntamiento, pero u n año más, el Consistorio de Sevilla no ha hecho los deberes en cuando a las personas que han de desplazarse en silla de ruedas y ha vuelto a asfaltar los badenes de las aceras.

Poderoso caballero es don dinero. Bien es sabido que la Semana Santa mueve grandes cantidades monetarias -280 millones de euros el año anterior- y es una tradición que se mantiene en el tiempo con gran pasión, dejando de lado a las personas con discapacidad, porque ¿qué dinero podemos aportar nosotras a las arcas del Estado? Lo cierto es que la eliminación de rampas es contraria a la Convención de la ONU firmada por nuestro país en materia de accesibilidad.

Un usuario en silla explicaba el año pasado La gente puede pasear encima de la acera, pero yo, con mi silla de ruedas, he de ir a la fuerza por abajo, compartiendo la calzada con los coches. No está cortado el tráfico las 24 horas, sólo durante el paso de las procesiones, y a los que como yo queremos/tenemos que hacer algo en el centro el resto del tiempo, obligatoriamente tenemos que renunciar a usar la acera subiendo por los sitios habituales”.

Tuit

Tuit

Tal y como comentaba Coral Hortal, presidenta de ViAndalucía y usuaria en silla,durante «unos quince días» no pueden acudir a las calles más comerciales del centro, ya que «tapan los rasantes de la Campana con las sillas de la Semana Santa»y es rotunda en su explicación: « a nteponen el interés comercial y económico al derecho de los ciudadanos».

La responsable de Diversidad e Igualdad Ciudadana de Podemos Sevilla, Eugenia Carrasco, ha denunciado que el Ayuntamiento del PSOE continúe la “tradición” del PP tapando con cemento los rebajes de las aceras e impidiendo con ello el tránsito de las personas con discapacidad.

Carrasco ha señalado en un comunicado de su partido “la dificultad que conlleva el poder disfrutar y participar de la Semana Santa en igualdad de condiciones por parte de las personas con discapacidad, entre otros motivos, por el incumplimiento sistemático de cuanta normativa y legislación le atañe, por ejemplo, el Decreto 293/2009” y denunció que la Semana Santa “está siendo objeto de una privatización desmedida bajo la lógica del máximo beneficio económico” aunque ello suponga privar a las personas con discapacidad de un “derecho fundamental”.

Según Carrasco, “en los últimos tres años se ha sumado a la fiesta un hecho aberrante que parece formar ya parte de la tradición”. Se trata de la “genial idea” de “cubrir con cemento ciertos rebajes de la Campana y el Duque para colocar más sillas, obligando así a las personas usuarias de silla de ruedas a ir por la carretera al no poder subir a la acera; algo por lo que podrían incluso ser multadas”, denunciaba. 

Por su parte, el alcalde Juan Espadas respondía a estas denuncias -con recogida de firmas incluida- en un tuit en el que aseguraba estar trabajando en ello junto con las Hermandades de Sevilla buscando “alternativas a rebajes en carrera oficial para garantizar la accesibilidad”.

Juan Espadas respondía así en su cuenta de twitter

Juan Espadas respondía así en su cuenta de twitter

Fuentes municipales consultadas aseguran que están estudiando opciones de cara al año próximo. Una de ellas pasa por instaurar piezas metálicas movibles que sirvan para facilitar el tránsito de las personas con movilidad reducida. En cuanto a las sillas para ver los pasos de la Carrera Oficial, estas mismas fuentes aseguran que hay un total de 400 localidades a ocupar para personas con discapacidad y este año no se han completado todas las localidades. Al mismo tiempo, este año han sido instaurados itinerarios alternativos para desplazarse por las aceras, aunque consideran que es del todo insuficiente.

Yo le pregunto señor alcalde y Hermandades si el año que viene van a primar los derechos de todas las personas y el civismo por encima de los intereses económicos y tradición. Para ello hace falta voluntad política y valentía, trabajar por una ciudad accesible para todas las personas independientemente de su condición. Estaremos atentos …

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...