Segunda querella contra los asaltantes de la capilla universitaria de la Complutense

Estudiantes de la Complutense celebran esta tarde un «acto cívico» por una universidad laica

El Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro ha presentado ante los juzgados de instrucción de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón una querella criminal contra los jóvenes que irrumpieron en una capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Se trata de la segunda demanda que se interpone por estos mismos hechos, tras la del pseudosindicato Manos Limpias, que provocó la detención de cuatro universitarios. Además, se produce el mismo día en el que está convocado un gran acto cívico por una universidad laica, al que acudirán estudiantes, profesores, actores, artistas y todo tipo de movimientos sociales.

El incidente ocurrió el jueves 10 de marzo, cuando unos 50 jóvenes entraron en el templo, donde estaban el párroco y unas alumnas rezando, para protestar contra la Iglesia. En el acto, tildado por el Arzobispado de Madrid de "profanación" y de "performance reivindicativa y pacífica contra el sistema patriarcal y el poder de la Iglesia" por sus autores, se corearon consignas como "Contra el Vaticano poder clitoriano" o "Menos rosarios y más bolas chinas". Además, dos chicas se desnudaron de cintura para arriba y se besaron en el altar. Este incidente ha provocado, además de numerosas declaraciones a favor y en contra, la apertura de un expediente a los alumnos, una misa de desagravio en el oratorio, tensión en las universidades y un intenso debate, abierto por Carlos Berzosa, sobre la conveniencia o no de que haya templos en los campus universitarios públicos, además de furibundas críticas contra el propio Berzosa.

Denuncian una campaña de "desprestigio"

En su comunicado, el Centro Tomás Toro, dedicado a la "defensa de los derechos naturales del hombre", también califica de "profanación" lo sucedido. Basan la querella, igual que Manos Limpias, en la presunta comisión de un delitos de ofensa a los sentimientos religiosos, tipificado en el código penal y condenado con una pena de hasta seis años de cárcel.

La querella se ha presentado contra los responsables de la Asociación Contrapoder y de la Asociación RQTR, así como contra todos los jóvenes que irrumpieron en la capilla. Además, el centro ha enviado una carta al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, para solicitarle una entrevista "a fin de buscar soluciones para garantizar el derecho constitucional a la libertad religiosa y de conciencia", según informan en su comunicado, en el que denuncian además que "las agresiones a las creencias católicas de la mayoría de los españoles se vienen repitiendo últimamente más de lo adecuado, lo que sin duda está creando una cada vez mayor alarma social".

Lejos de calmarse, la polémica de las capillas va en aumento. Esta tarde, distintas organizaciones universitarias han convocado "un acto cívico laicista", que se celebrará a las seis en la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla de la UCM, en la calle Noviciado. Estas asociaciones, las mismas que convocaron y firmaron un manifiesto leído en el acto reivindicativo en la Facultad de Geografía e Historia el pasado martes, esperan la participación, entre otros, del actor Leo Bassi, el cantautor Javier Krahe y los presidentes de Europa Laica Madrid y España.

Estas asociaciones denuncian que se está llevando a cabo "una campaña de desprestigio de la universidad pública, de interferencia en la autonomía universitaria y de insultos al rector y a los estudiantes". "Todo ello con la campaña electoral al rectorado como revelador telón de fondo", añaden. Asimismo, consideran que la presencia de oratorios en los campus es "herencia de siglos de privilegios otorgados a esta institución por parte de los poderes públicos" y conciben su existencia "incompatible con un Estado democrático que trate a todos los ciudadanos por igual con independencia de sus credos".

A su juicio, "la furibunda reacción de los sectores más conservadores" ha reabierto el debate sobre las prerrogativas "de una institución caracterizada por su resistencia al progreso científico, la igualdad de mujeres y hombres y la diversidad sexual". A este acto variopinto acudirán representantes del mundo del arte y la cultura, los derechos de las mujeres y LGTB, la investigación y la docencia, con el objetivo de reivindicar "una universidad laica y sin privilegios para la Iglesia". Además de varios profesores universitarios, participarán los catedráticos Ramón Cotarelo, el teólogo Juan José Tamayo y Esther del Campo, el escritor Isaac Rosa, la actriz transexual hangay Lily, el actor Willy Toledo, partidos políticos, la FRAVM y Ecologistas en Acción. Madrid alberga el doble de capillas que las demás universidades públicas de toda España juntas.

Manifiesto contra las capillas

En los últimos días 300 profesores se han adherido a un manifiesto para pedir una universidad laica, en el que se sostiene que la presencia de capillas y otros símbolos de poder religioso en las instituciones educativas públicas "no responde a la satisfacción del derecho a la libertad de culto, sino a un privilegio de la Iglesia". Un "privilegio" que, a su juicio, "va siendo hora de superar en las universidades públicas".

Por lo tanto, piden que "el convenio entre el exrector Gustavo Villapalos y el Arzobispado de Madrid que otorga a este último la gestión exclusiva de las capillas de la UCM sea revocado en defensa del principio de aconfesionalidad del Estado recogido en la Constitución".

Declaración de Somosaguas

Un grupo de profesores 35 profesores del campus de Somosaguas ha escrito otro manifiesto, llamado Declaración de Somosaguas y que ya suma 3.000 firmas. Sus promotores han dirigido una carta a Berzosa en la que solicitan una reunión.

En el texto, expresan su "más firme condena de los hechos reprobables" que sucedieron en la capilla y "deseo de que la universidad sea un espacio de libertad y concordia donde se respeten todos los derechos legítimos que reconoce la Constitución". Por ello, solicitan que la Complutense adopte "las medidas disciplinarias oportunas para que no quede impune lo sucedido ni sea manchado el buen nombre y trabajo de esta comunidad universitaria" y que "las autoridades públicas competentes adopten las medidas judiciales oportunas ante lo que constituye un atentado contra la libertad de culto".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...