Sectas

Entréganos tu cerebro, lavamos tus bolsillos, lavamos tu cerebro, aquí llega el pardillo.
Entréganos tu cerebro, hasta la última gota, lavamos tu cerebro, te hemos dejado en pelotas.
¡Sectas!
(SKA-P: «Sectas», El vals del obrero. RCA, 1996).

Es difícil acercarse al fenómeno sectario y al propio concepto de secta, principalmente porque no está nada claro qué significan los términos ni tampoco qué quiere hacer quien utiliza esa terminología. Secta no es una palabra ni mucho menos aséptica, y quien la usa normalmente no lo hace en sentido neutro, sino más bien con intenciones peyorativas. De hecho, nadie dice de sí mismo que pertenece a una secta o que es un sectario. Las aproximaciones al significado de secta son tantas que sería imposible en este espacio referirse a todas, y sería más bien objeto de un texto solo para eso. Aquí nos referiremos a algunas.

Leer el artículo completo en PDF

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...