Se retira de la fachada del Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz) un mosaico del Sagrado Corazón

La rehabilitación del Ayuntamiento avanza. Los trabajos han llegado ya a la vistosa fachada principal del edificio, que esta semana se ha llenado por completo de andamios ante el comienzo de una nueva etapa de la intervención que comenzó en abril de 2016. Y el arranque de esta actuación supone la definitiva retirada del azulejo del Sagrado Corazón que desde hace 77 años ocupa un lugar preeminente y privilegiado del Consistorio isleño.

Este mosaico de grandes dimensiones se conservará pero no seguirá en esta destacada ubicación. El proyecto de rehabilitación lo descarta por completo, fundamentalmente porque no se trata de un elemento original. De hecho, su colocación a mediados del siglo pasado alteró sustancialmente la fachada principal de este monumental edificio.

En realidad, que este azulejo del Sagrado Corazón no seguirá presidiendo la fachada del Ayuntamiento es algo que se sabe desde que en el año 2005 la propuesta del arquitecto Francisco Márquez ganó el concurso de ideas que convocaron la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de San Fernando para afrontar las obras que necesitaba el Ayuntamiento. Además, en 2011, se confirmó con la aprobación denifitiva del proyecto por parte de la Corporación Municipal y una vez completados todos los trámites administrativos y recibido el visto bueno de Patrimonio.

Ahora, no obstante, ha llegado el momento de retirar lo que, sin embargo, para un gran número de ciudadanos sigue siendo una imagen directamente asociada al conjunto histórico del Ayuntamiento y al mismo entorno urbano del centro, una estampa que se han acostumbrado a ver durante varias generaciones. Y eso, evidentemente, siempre reviste cierta polémica.

Ayer, la zona que será objeto de la intervención se tapó con una lona que oculta por completo el azulejo en cuestión. Previsiblemente todavía no se han iniciado los trabajos para retirar la pieza. Es algo que desde el Ayuntamiento no se pudo confirmar y que, al estar tapado, resulta imposible de saber. En todo caso es algo que se espera que se lleve a cabo a lo largo de los próximos días ya que actualmente la intervención se centra en los paños centrales de la fachada principal, que es justo donde se encuentra esta pieza.

El azulejo del Sagrado Corazón de Jesús -una simbólica devoción promovida por el nacionalcatolicismo tras la Guerra Civil- fue colocado en la fachada del Ayuntamiento el 30 de junio de 1940 en un solemne acto cívico-religioso al tiempo que se consagraba la ciudad de San Fernando a esta misma advocación y se entronizaba también una imagen en el salón de plenos. Durante las décadas siguientes se convirtió en una devoción amparada y promovida desde el Ayuntamiento, como apuntan los estudios del historiador isleño Fernando Mósig. Incluso se llegó a encargar al escultor Antonio Bey la realización de la obra que hoy preside el Paseo General Lobo. Y hasta durante años procesionó también en el día de su festividad una imagen del Sagrado Corazón.

Ahora, ante la inminente retirada del azulejo del edificio consistorial, el Arciprestazgo de San Fernando ha solicitado su cesión al Ayuntamiento, lo que resuelve -al menos en parte- la incógnita de qué ocurrirá ahora con esta pieza, que tiene gran valor sentimental para muchos isleños. Ayer mismo lo confirmó la alcaldesa, Patricia Cavada, en declaraciones realizadas a este periódico.

De hecho, esta solicitud del Arciprestazgo se ha trasladado esta misma semana a la junta de portavoces aprovechando la convocatoria que se ha celebrado con el propósito de preparar el pleno ordinario que se celebró el pasado jueves. Y de entrada todos los grupos políticos han visto con buenos ojos la cesión, por lo que previsiblemente el azulejo del Sagrado Corazón -con respecto al que no se había tomado una decisión más allá de su conservación- terminará en manos de la Iglesia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...