Sarkozy remite a la Asamblea Nacional su ley «antiburka»

El Gobierno prevé que la norma entre en vigor en otoño.- «Francia es una vieja nación que tiene una idea clara y concreta de la dignidad de la mujer», dice el presidente francés

El Gobierno francés ha examinado hoy y remitido a la Asamblea Nacional el texto del proyecto de ley que prohibirá (y multará) a las mujeres musulmanas que vayan por la calle con el burka. En puridad, el texto no hace alusión a ninguna prenda religiosa ni a ninguna religión. De hecho, se titula Proyecto de ley que prohíbe la ocultación del rostro en el espacio público.

Así, el Gobierno de Sarkozy se aparta de las recomendaciones del Consejo de Estado, un alto órgano consultivo francés, que, tras estudiar la nueva ley, había manifestado que ésta no se sustentaba bajo ninguna base legal "incontestable" y que puede ser anticonstitucional. Sarkozy es consciente de eso. En la reunión del Consejo de Ministros de hoy ha manifestado: "Es una ley exigente pero justa". Y ha añadido: "Francia es una vieja nación que tiene una idea clara y concreta de la dignidad de la mujer".

La nueva ley prevé una multa de 150 euros para todo aquel que vaya con el rostro tapado en la calle, salvo excepciones justificadas (Carnaval, razones médicas…), y hasta de 15.000 euros y un año de cárcel para la persona "que instigue a otro, en razón de su sexo, a cubrirse el rostro".

Con todo, el Gobierno estipula un periodo de seis meses de prueba en el que no habrá sanciones para las mujeres que lleven el burka y en el que, según anuncia hoy la ministra de Justicia, Michèle Alliot-Marie, en una entrevista en Le Parisien, "se aplicará una acción pedagógica" encaminada a que estas musulmanas dejen de llevar esta vestimenta.

La ley, tras ser examinada por la Asamblea Nacional y el Senado, entrará en vigor en otoño, según las previsiones del Gobierno. El Partido Socialista francés (PS) ya ha anunciado que se opondrá y que considera mejor una ley que prohíba esta vestimenta sólo en los edificios públicos pero no en la calle. El Consejo de Estado coincide con este razonamiento.

La remisión del proyecto de ley ha coincidido con dos incidentes relacionados: un debate sobre el uso del velo integral suspendido ayer en Montreuil por los disturbios entre los participantes y la agresión de una mujer con niqab, que, según ha denunciado, fue golpeada también ayer por dos mujeres por vestir así en Trignac (Loire-Atlantique).

El mes pasado, la Cámara baja de Bélgica votó a favor de la ilegalización de toda vestimenta que oculte el rostro de las musulmanas, por considerar que tal complemento realmente enmascara una condición de esclavitud. La ley, aprobada con sólo dos abstencionees, debe ser votada en el Senado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...