Sarkozy rechaza modificar la ley de 1905 que separa Estado e Iglesia para apoyar económicamente a las mezquitas

El candidato francés a las elecciones presidenciales francesas por la formación gubernamental Unión por un Movimiento Popular (UPM), Nicolas Sarkozy, ha rechazado modificar la ley de 1905 que marca la separación entre el Estado y la Iglesia con la intención de permitir al Estado apoyar financieramente a los templos religiosos y principalmente a las mezquitas, aunque en una entrevista al diario católico 'La Croix' reconoció su pretensión de 'impedir las influencias extranjeras' en la comunidad islámica en Francia que asciende alrededor de los 5 millones de musulmanes.

'Defiendo la laicidad (del Estado francés), que es uno de los principios fundadores de la República', incidió el hasta ahora ministro del Interior, quien reconoció en la entrevista que la ley constituye un 'monumento' por lo que resulta complicado tramitar modificaciones en la ley.

'¿De qué serviría decir a nuestros compatriotas musulmanes que tienen los mismos derechos que los otros si son obligados a rezar en cuevas o en garajes?', se preguntó no obstante Sarkozy. 'Los problemas de terrorismo los tenemos en las cuevas y en los garajes, no en la mezquita de Lyon', matizó.

'Perseguiré discusiones con todas las religiones', aseguró, añadiendo que 'antes de tocar (la ley), uno debe ser muy cauteloso'. 'Se trata de una cuestión en la que no se puede avanzar sin consenso', agregó.

No obstante, reconoció su intención –si es elegido presidente de la República– de 'cortar el Islam en Francia de la influencia extranjera, bien en la financiación de sitios de culto o en la formación de imanes'.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...