Sanz Montes carga contra la consejera de Educación por su «acoso a la Religión»

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha criticado en su carta semanal las decisiones que la consejera de Educación, Ana González, ha tomado en referencia a la asignatura de Religión en los decretos que han de acomodar la nueva Ley de Educación, la LOMCE, a la legislación del Principado de Asturias. En ellos, la Religión pierde peso en Secundaria y desaparece como asignatura específica en segundo de Bachillerato.

En una carta en la que destaca los valores cristianos tras su marcha anual de jóvenes a Covadonga, el arzobispo ha querido dejar claro su descontento con la consejera. Sanz Montes se queja del afán de algunos por «domesticar la libertad, acorralar la conciencia y achatar el horizonte al que cada día se asoman los jóvenes», y añade que estos comportamientos tienen lugar «desde muchos burladeros ideológicos que niegan derechos e imponen lo que nadie demanda (sucede con la clase de Religión y el acoso y derribo desde la Consejería)», señala en su carta.

El arzobispo arremete también contra «los intereses barriobajeros que viven del ‘bareto’ del alcohol a bajo precio, la movida del botellón, y las banalizaciones del sexo sin amor ni compromiso y de la droga sin cuento: todos ellos usan y tiran a los jóvenes, desde su interés o ideología».


COMENTARIO: Los hay que no se conforman con sus magros privilegios y quieren más. Y para ello no les importa pedir la vuelta a la dictadura e imposición de los valores, que ellos consideran, únicos y verdaderos, mientras afirman que son los demás quienes «niegan derechos o imponen» por no aceptar aumentar su privilegiado trato de tener los centros escolares para realizar su proselitismo con el dinero público. Ese es el concepto de igualdad de este jerarca católico.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...