San Juan (Argentina): militantes antiderechos denunciaron a médicos por realizar un aborto no punible

En la provincia, los abortos no punibles se realizaban en clandestinidad, a pesar de estar amparados por la ley. Por primera vez, el Hospital Rawson llevó adelante la práctica. Sin embargo, sectores antiderechos denunciaron a los profesionales que actuaron legalmente.

En San Juan, una nena de 14 años con discapacidad fue violada y quedó embarazada. Por suerte, el debate público tiene sus frutos y pudieron realizarle un aborto tal como prevé el inciso 2 del artículo 86 del Código Penal.  Sin embargo, una abogada «pro-vida» y un médico del Hospital Rawson, denunciaron a los profesionales que cumplieron con la ley. Además, militantes antiderechos se movilizaron para impedir el aborto no punible.

El hecho ocurrió el pasado 26 de agosto en San Juan. Ese lugar en el cual la educación sexual nunca se implementó y después de la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, el gobierno provincial decidió que la Universidad Católica dictaría las capacitaciones. San Juan, ese lugar en el que no se reparten anticonceptivos como la ley de salud sexual y reproductiva indica. San Juan, esa provincia que nunca adhirió al protocolo del Ministerio de Salud de Nación para la realización de abortos legales pese a lo establecido por la Corte Suprema.

«La Universidad Católica de Cuyo hace las residencias en la maternidad del Hospital Rawson por eso siempre obstruyeron los abortos no punibles. Las prácticas se hacían en los casos extremos y eran clandestinos dentro del hospital», sostuvo en diálogo con Agencia Paco Urondo, Reinaldo Bedini, abogado sanjuanino.

Según el propio material entregado en la denuncia de los activistas antiderechos, los investigados podrían terminar siendo ellos mismos. Esto se debe a que su relato reseña una larga serie de delitos en los que habrían incurrieron al obstaculizar el derecho de la niña a la interrupción voluntaria de su embarazo.

Federico Bazán es médico y Paola Miers es abogada. Ambos realizaron la denuncia a los profesionales que realizaron un aborto como indica la ley. Su presentación da cuenta de que ingresaron sin autorización a habitaciones del Hospital, usaron aparatología médica y accedieron a historias clínicas, según explicaron en Tiempo de San Juan fuentes judiciales. Por eso, los activistas antiderechos «confiesan» en la denuncia una serie de delitos. «Los sectores antiderechos metidos en el Hospital se mandaron solos al frente yendo a poner una denuncia contra los médicos que cumplieron la ley. Ahora salió a la luz lo que hacían en cada uno de estos casos. Se metían a donde estaba la mujer, le hacían una ecografía, se la mostraban, les decían que de en adopción, que una agrupación se iba a ocupar de ellos», relató Bedini.

Por su parte, en diálogo con Radio Comunitaria La Lechuza de San Juan, Sandra Vega, integrante de la Red de Profesionales de la Salud por el derecho a decidir, expresó: «Estas personas se metieron en el hospital y terminaron sacando un muñequito de un bebé del bolsillo y diciéndole a la madre de la nena: ‘Es tu nieto y lo vas a matar’». Y agregó: «En el Hospital nos movemos con una tarjeta que nos identifica. Osea que se hayan metido de noche en un sector al que no pueden pasar no es legal»

Cada sanjuanino y sanjuanina sabe que en la provincia se realizan abortos, como en todas las provincias del país. También sabe que se practican abortos no punibles que se hacen pasar por espontáneos. Sin embargo, en San Juan se empiezan a destapar las dobles morales. Comienza a aplicarse la ley. En San Juan se realizó el primer aborto no punible. En San Juan pueden empezar a respetarse los derechos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...