San Fermín: modelo festivo y procesión

Venimos a plantear el debate sobre el lugar que deben ocupar los actos religiosos en la fiesta. Sí, estamos hablando de la procesión del 7 de julio en Iruñea

San Fermín ya ha llegado y todo apunta a que este año va a ser especial. Después de años sin un espacio popular festivo, la ciudadanía de Iruñea por fin lo ha conseguido. Aurten bai! Iruñea ha dado un paso importantísimo para recuperar y reconstruir los sanfermines populares, igualitarios, euskaldunes y participativos por los que tanto ha trabajo la ciudadanía. ¡Zorionak a todos y todas! ¡La lucha ha dado sus frutos! Hace ya doce años desde que los sanfermines perdieron aquel recinto de txoznas o barracas políticas de la Ciudadela. Doce años en los que hemos visto como UPN ha ido privatizando cada una de las plazas y las propias fiestas de Iruñea, dando prioridad a las empresas e intentado quitar a la ciudadanía su protagonismo, característica principal de estas fiestas.

Pero Barcina, Maya y UPN han fracasado. Por fin Iruñea ha conseguido un espacio popular, una herramienta para seguir trabajando por un modelo festivo popular y participativo.

Y para seguir transformando el modelo festivo debemos seguir planteando nuevos debates y cuestionando actos que a fuerza de repetirse han devenido en costumbre. Venimos hoy a plantear el debate sobre el lugar que deben ocupar los actos religiosos en la fiesta. Sí, estamos hablando de la procesión del 7 de julio en Iruñea. Si de verdad creemos que la fiesta es del pueblo, del conjunto de la ciudadanía, cabe preguntarse el por qué se ha convertido casi en obligación que quienes representamos a toda la ciudadanía tengamos que participar en un acto de una confesión religiosa. Somos conscientes de que no es un debate fácil, en primer lugar porque la procesión es algo más que un simple acto religioso. Se trata de un acto en el que interactúan elementos tanto civiles como religiosos. Sabemos incluso que hay gente a la que representamos que quiere vernos desfilar con el resto de la Corporación; máxime ahora que después de una dura etapa de ilegalizaciones esta gente percibe que nuestra sola presencia en las instituciones es un espacio conquistado a base de mucha pelea.

Precisamente porque es un debate complicado, quienes concurrimos a las elecciones en la coalición Bildu tenemos visiones diferentes sobre este tema. Y lo hemos resuelto de forma absolutamente natural y democrática. Tanto es así, que nuestra compañera Eva Aranguren participará en la procesión y Peio Martinez de Eulate y Patricia Perales, siguiendo los dictados de nuestra conciencia y respondiendo al resultado del debate que hemos mantenido en el seno de Sortu, hemos decidido no acudir a la procesión.

Como decíamos, somos conscientes de que hay diferentes maneras de vivir y sentir la procesión, pero estamos seguras de que es completamente anacrónico que una institución pública organice un acto católico. Creemos que es indispensable separar el ámbito público y la institución de las organizaciones y prácticas religiosas. Es el momento de abordar este debate con total naturalidad y respeto mutuo, e invitamos a toda la ciudadanía a reflexionar sobre este acto religioso, la participación de elementos civiles en él y sobre la posibilidad de alternativas civiles a costumbres que imponen al conjunto de la ciudadanía ritos que son sólo de una parte, por muy poderosa que haya sido esa parte en el pasado.

El futuro de la fiesta pasa por impulsar la libertad y la pluralidad. Dentro de nada serán la libertad y la pluralidad las que se conviertan en costumbre. ¡Salud y libertad para todos y todas en los próximos sanfermines!

Iban Maia, Patricia Perales | Coordinador de Sortu en Iruñea, concejal de Bildu en Iruñea

Fiestas san Fermin Pamplona

Archivos de imagen relacionados

  • Fiestas san Fermin Pamplona
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...