Sagunt investigará si la Iglesia registró edificios a su nombre sin tener el título de propiedad

Sagunt ha apostado en firme por el laicismo y ha acordado una batería de medidas para promoverlo en el ámbito municipal. La decisión llega después de que el PSPV presentara una moción en el pleno y ésta lograra el respaldo del gobierno tripartito de Compromís, EU y la marca blanca de Podemos, ADN Morvedre, mientras el PP votaba en contra e Iniciativa Porteña se abstenía, al igual que Ciudadanos.

Una de las iniciativas más «visibles» irá en la línea ya impulsada por otros gobiernos de izquierdas: La retirada de los símbolos religiosos de colegios y edificios públicos no destinados al culto «o cuando formen parte de los elementos estructurales, estéticos o artísticos de la edificación o monumento»; algo que se prevé realizar «previa catalogación y dictamen», tal y como se precisa en el texto defendido por el portavoz socialista Francisco Crispín.

El consistorio también instará al Consejo Escolar Municipal a dar una denominación neutra a las vacaciones escolares y, en general, reclamará una mayor implicación de los organismos locales con el laicismo, según aseguró en el debate la edil de EU Roser Maestro.

Pero no todas las iniciativas podrán ser de tan rápida ejecución. A propuesta también de EU, el pleno acordó «investigar» si la Iglesia registró a su nombre inmuebles rústicos y urbanos de la ciudad sin tener su título de propiedad, como se aseguró en el caso de la Mezquita de Córdoba. 

Esta medida permitiría averiguar si en Sagunt ha habido casos similares y abriría la puerta a futuras actuaciones, si bien desde el PSPV municipal se consideraba en declaraciones a Levante-EMV que «sería un avance a nivel informativo», pero se cuestionaba una «directa retroactividad».

El ayuntamiento también «dará la batalla» por cobrar el Impuesto e Bienes Inmuebles (IBI) a las entidades religiosas, por más que la Iglesia Católica se haya amparado en leyes estatales y en el Concordato con tal de no pagarlo.

En este sentido, a instancias de Compromís, el texto pidió la modificación de la Ley de Haciendas Locales y rechazó el Concordato, entre otras cosas, con tal de que se pueda cobrar el IBI a la Iglesia.

Asimismo, se acordó elaborar un censo que se hará público «de los locales, viviendas o espacios rústicos que estén exentos del pago del IBI en este término municipal» y se precisó que «todas las entidades religiosas o de otra naturaleza ideológica no tendrán exenciones de impuestos municipales, incluido el de Bienes Inmuebles (IBI), que se deriven de su actividad, ya sea de carácter religioso o mercantil».

En este texto que, según el socialista Miguel Chover, «se aboga de hacer cumplir la Constitución y respetar a todos», se instó también a los organismos estatales a impulsar diversas medidas: Abogar por una escuela laica con religión fuera de la escuela, aprobar otra Ley de Libertad de Conciencia y Religiosa, así como una que establezca criterios de actuación para las autoridades públicas en actos religiosos «para evitar la confusión o la alianza entre la función pública y la religiosa, la confesionalidad y la discriminación respecto de otras confesiones o grupos agnósticos o ateos», así como elaborar un protocolo para la organización de actos «in memoriam» promovidos por la autoridades públicas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...