Rudi pide oficialmente poderes a los obispos para reclamar los bienes tras 15 años de litigio

Las diócesis de Barbastro y Huesca estudian la propuesta de exigir judicialmente que acabe el secuestro en Lérida.

Los obispos de Barbastro-Monzón y Huesca ya tienen sobre la mesa la petición oficial de la presidenta aragonesa, Luisa Fernanda Rudi, para que cedan los derechos sobre más de un centenar de bienes de arte sacro retenidos en Lérida. En el caso de la diócesis barbastrense, la incansable lucha dura ya 15 años, puesto que ayer se cumplió el decimoquinto aniversario desde que el entonces nuncio apostólico en España, Lajos Kada, decretó el 29 de junio de 1998 que el patrimonio de las parroquias aragonesas desmembradas en 1995 de la diócesis de Lérida estaba allí únicamente a título de depósito, por lo que ordenó la devolución a sus legítimos propietarios. Y desde entonces hasta hoy, muchas han sido las instancias eclesiásticas y civiles que han dado la razón a Aragón, pero ninguna ha conseguido el objetivo de la reclamación: la entrega efectiva de las piezas. 

Tribunales vaticanos y juzgados de lo civil, un ejecutor nombrado por la Iglesia o los sucesivos nuncios son algunos de los actores que en uno u otro momento han estado implicados en lo que para Aragón se ha convertido en una reivindicación histórica ante Cataluña, ya que pronto saltó del ámbito eclesiástico al político. Y es precisamente ahí donde parece estar desde hace casi una década el principal escollo para lograr una salida a esta compleja situación con tantos intereses encontrados.

Museo diocesano Barbastro

El Museo Diocesano de Barbastro guarda su sitio a las piezas retenidas en Lérida

Archivos de imagen relacionados

  • Museo diocesano Barbastro
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...