Rubalcaba cierra su programa con guiños a feministas, laicos y el 15-M

Sin embargo, nada se dice de denunciar el concordato con la Santa Sede, como se pidió en la Conferencia.

El PSOE ha concluido este sábado su proceso preelectoral con la aprobación en el Comité Federal del partido del programa electoral, lo que se ha hecho por unanimidad, para empezar la recta final hacia el 20-N en lo que ya será campaña electoral pura y dura.

El candidato del PSOE ha culminado su propuesta programática con nuevas medidas para tres colectivos muy significados: las mujeres feministas, un guiño al laicismo y muchas ideas del movimiento 15-M.

En cuanto a las mujeres, las últimas propuestas del programa incluyen iniciativas más atrevidas que en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, como dar un tiempo de ocho años a las empresas para que haya paridad en los Consejos de Administración y que cumplan la Ley de Igualdad, o excluirlas de las ayudas y subvenciones públicas. Hasta ahora, sólo se pedía que "procurarán" cumplir dicha ley. También incluye medidas relativas a la erradicación de los anuncios de prostitución en los medios de comunicación.

Sobre la laicidad, se quieren quitar los privilegios hipotecarios a la Iglesia, relativos a poder apropiarse de terrenos no escriturados. Sin embargo, nada se dice de denunciar el concordato con la Santa Sede, como se pidió en la Conferencia.

Política en numerosas enmiendas

Finalmente, el PSOE incluye en su programa numerosos guiños a propuestas del 15-M. Desde reformas para mejorar el funcionamiento democrático -desde facilitar más la iniciativa popular, hasta el acercamiento a los representantes de los ciudadanos- hasta incluir la dación en el pago de las hipotecas por ley.

A falta de que el candidato se guarde alguna propuesta novedosa hoy, en su discurso final tras el Comité Federal, Rubalcaba ha cumplido su palabra y ha optado por un programa riguroso, concreto y sin grandes sorpresas.

Las grandes líneas sobre empleo, financiación de la sanidad y la eduación, su apuesta por el Estado de Bienestar ya las había perfilado. Ahora, termina con un guiño a los sectores progresistas, pero sin excederse demasiado en ninguna medida, intentando recuperar voto de la izquierda sociológica. La suerte ya está echada, y ahora ya sólo resta la campaña… y un debate.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...