Rouco Varela sobre la Lomce: «Los alumnos de Religión, discriminados»

«Es muy difícil de sostener en estas condiciones»

COMENTARIO: Los obispos están presionando por todos los medios para aumentar su privilegio de enseñar su religión en los centros con el dinero público y con el personal que ellos disponen. Con su fanatismo pierden la noción de la realidad y mienten de forma vergonzante, llegan a afirmar que los alumnos  de religión están discriminados. No han debido leer la carta de los alumnos de ESO que reciben «nada», mientras sus compañeros de religión, son mimados para no perder los catequistas su alumado y su sueldo (La carta indignada de un niño de 1º de la ESO: «La clase de religión es un soborno de la Iglesia»)o les parecerá poco que los españoles paguemos 500 millones anuales para mantener su «ejército» de catequistas. Conocemos a esta casta insaciable que todo lo quiere, sin importarles los derechos de los demás.


El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ha asegurado este viernes que «los alumnos de Religión, de algún modo, quedan discriminados» y «es muy difícil de sostener la clase de Religión en estas condiciones», en relación al proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

El también cardenal arzobispo de Madrid ha pronunciado en club de opinión Nuevo Siglo de Valladolid una conferencia sobre el actual y el futuro marco jurídico entre la Iglesia y Estado en España.

Antonio María Rouco Varela, en declaraciones a los periodistas, ha afirmado que «el problema de la clase de Religión está abierto», ya que «es un asunto que viene de lejos, desde el año 1991».

A partir de ese año, según el presidente de la Conferencia Episcopal, «nunca estuvo bien resuelto», porque hasta entonces «siempre tuvo una alternativa», incluso en las primera legislaturas de Gobierno del PSOE presidido por Felipe González.

Rouca Varela ha añadido que a partir de entonces «se quedó sin verdadera alternativa académica» y «es muy difícil de sostener la clase de Religión en esas condiciones», puesto que «los alumnos de Religión, de algún modo, quedan discriminados».

«Esto tiene que mejorarse, que rectificarse», ha aseverado al respecto, porque «el sitio de la clase de Religión en la escuela pública está muy asentado en la Constitución».

En este sentido, ha advertido que tendría que «cambiar la Constitución» para que la Religión desapareciera de la escuela pública en España.

Asimismo, ha recordado el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, que «no es un tema de los acuerdos entre España y la Santa Sede» y «está resuelto; nadie lo ha cuestionado, ningún partido político, y menos los mayoritarios».

El obispo ha manifestado que otros asuntos de «ética política» corresponden al ámbito de «la vida social», por lo que los obispos «también tienen derecho» a opinar, ya que «en calidad de ciudadanos hacen uso del derecho a la libertad de expresión».

Los acuerdos entre el Estado y el Vaticano «están bien planteados y tienen vigencia», aunque como cualquier materia «se puede revisar», puesto que «teóricamente, todo es revisable, incluso la Constitución».

No obstante, ha recalcado que este marco jurídico es «válido» y en su opinión «no necesita de ningún cambio sustancial». Preguntado sobre el Papa Francisco, ha contestado escuetamente: «El Papa es un hombre muy libre, gracias a Dios».

A su llegada al hotel del centro de Valladolid donde ha tenido lugar la conferencia, Rouco Varela ha sido recibido por un reducido grupo de personas con gritos a favor de la escuela laica y contra el aborto.

Antonio María Rouco Varela ha estado acompañado, entre otros, por el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez.

Rouco Varela coche

El cardenal Rouco Varela, bajándose de un vehículo para asistir a una misa. | Gonzalo Arroyo

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...