Rouco se erige en defensor de la familia cristiana tradicional en una multitudinaria misa

El acto se produce una semana después de que el Consejo de Ministros diese luz verde a la reforma de la ley del aborto

Decenas de miles de familias de España y otros países llenaban la Plaza de Colón de Madrid desde antes de las 10.00 horas de este domingo para celebrar la fiesta de la Sagrada Familia que se celebra con la tradicional Misa de las Familias y para defender la familia cristiana. El oficiante fue el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

El acto se produce una semana después de que el Consejo de Ministros diese luz verde a la reforma de la ley del aborto, un texto que supone un viaje al pasado, en tanto en cuanto es más restrictivo que el de 1985. 

En primera fila, bajo el sol, y entre decenas de banderas de España, Argentina y Francia, entre otras, se encontraban Hernán y Marta, procedentes de Galicia, con sus siete hijos de entre 4 y 11 años. La familia explicó en declaraciones a Europa Press que se ha trasladado hasta Madrid en furgoneta para celebrar este día y para proclamar que si tienen tantos hijos es por su fe en Dios y no por el apoyo de las políticas del Gobierno o por la capacidad económica.

"No nos apoyamos en las políticas, sino en nuestra fe en Dios. El sostén de la familia no hay que buscarlo en el Gobierno sino en Dios", subrayó Hernán, para asegurar que la familia es "lo más importante, la que transmite la fe".

Desde la otra punta de España, concretamente, desde Murcia, llegaron David, su mujer y su hijo de dos años y medio. Esta familia se ha trasladado hasta la capital en uno de los ocho autobuses fletados en su parroquia de San Bartolomé y acuden por séptimo año consecutivo para defender los derechos de la familia ya que, a su juicio, no lo hacen las leyes del Gobierno, excepto la última reforma de la ley del aborto que considera un avance.

Mientras el fundador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello proclamaba el kerigma, antes de la Misa, nueve niños se apoyaban en la tribuna habilitada para la prensa. Son los hermanos Toni, Ana, Marta y Miriam que vienen junto a sus primos Salvador, María, Moisés, Jesús y Sara. Todos ellos, junto a Ana y Toni, los padres de los cuatro primeros, han viajado desde Gandía para "hacer presente la importancia de la familia".

Toni, uno de los niños, aseguró que esta Misa, a la que ya han asistido en años anteriores, les sirve para acercarse más a Jesucristo. Por su parte, su madre, aprovechó para pedir más apoyo a las familias por parte del Gobierno que, a su juicio, ha tenido "miedo a arriesgar" con la reforma de la ley del aborto pues no cumple "del todo" sus deseos. "Sabemos que no tenemos el apoyo del Gobierno, pero sí nos apoyamos en el Señor", remarcó.

Entre las miles de familias presentes, un grupo sentado cerca del altar destacaba por ser el de los padres e hijos que este domingo durante la Misa serán enviados de misión. Una de estas familias es la formada por Joao, Carla y sus cuatro hijos, de 2, 5, 7 y 12 años, portugueses, del Camino Neocatecumenal, que van a irse de misión a Alemania.

Joao explicó a Europa Press que en Portugal la situación de la familia es muy similar a la de España con "muchos abortos y más muertes que nacimientos". Precisamente, ante la reciente aprobación por el Consejo de Ministros de la reforma de la ley del aborto y ante la posibilidad de que las mujeres españolas pudieran ir a abortar a Portugal, Joao ha indicado que es "triste" que "no se de importancia a la vida y que se pueda matar" cuando "lo importante son Dios y la familia".

misa familias Madrid 2013

Archivos de imagen relacionados

  • misa familias Madrid 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...