Rouco se compromete a «bajar el diapasón» de las críticas al Gobierno

Se reunió con Zapatero para hablar de la financiación de la Jornada de la Juventud

Después de las durísimas críticas que la Conferencia Episcopal ha lanzado contra el Gobierno a raíz de la aprobación de la nueva ley del aborto, el presidente de los obispos, Antonio María Rouco Varela, habría decidido dar una tregua al Ejecutivo. El prelado mantuvo una breve reunión con José Luis Rodríguez Zapatero en la que se comprometió a “bajar el diapasón” de las críticas públicas a los socialistas, tal vez motivado por la necesidad de Rouco de recibir financiación estatal para la organización de la Jornada Mundial de la Juventud, que traerá al Papa a Madrid en 2011.

El presidente del Gobierno y el presidente de la Conferencia Episcopal mantuvieron en los últimos días un encuentro “breve, discreto y amable” en el Palacio de la Moncloa en el que también participó la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, según recoge Público. Esta reunión, que se habría producido a puerta cerrada, fue solicitada por el líder de los obispos para debatir y consensuar algunos aspectos sobre la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Madrid en 2011 y a la que está previsto que concurran cientos de jóvenes de todo el mundo para escuchar el mensaje del Papa.

Financiación a cambio de parar las críticas
Rouco necesita de la financiación estatal para este macro evento y, de hecho, el erario público se hará cargo de buena parte de la logística, seguridad, limpieza, sanidad y comunicación de las jornadas. Tal vez es esta necesidad la que ha llevado al cardenal arzobispo madrileño a comprometerse a rebajar las críticas públicas que ha venido haciendo contra el Gobierno de Zapatero.

Bajará "el diapasón" de los ataques
Según recoge Público, Rouco se comprometió a “bajar el diapasón” de las críticas que han mantenido los obispos y que en los últimos meses se han multiplicado a raíz de la aprobación de la nueva ley del aborto. Al parecer la Conferencia Episcopal se habría comprometido a dejar de lado sus fuertes descalificaciones en otros asuntos comprometidos como la nueva Ley de Libertad Religiosa o la inclusión de la clase de Religión en el próximo pacto educativo.

Entrada de sin papeles
Además, durante el encuentro, el Ejecutivo habría mostrado su preocupación por que la JMJ no se convierta en una puerta abierta a los inmigrantes sin papeles que tratarían de entrar en el país con la excusa de ver al Papa. La Conferencia Episcopal se ha comprometido a dar toda la información sobre los visados, y asegura que la situación está controlada y que trabajará de manera conjunta con los ministerios de Interior y de Exteriores para evitar irregularidades.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...