Rouco llamará desde los púlpitos a manifestarse contra la ley educativa

Los curas de Madrid leerán tras la misa una carta para sumarse a la protesta del día 12

El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, calienta motores ante la manifestación convocada el día 12 contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) elaborada por el Gobierno que se está debatiendo en el Congreso. El arzobispado de Madrid ha remitido a las parroquias una carta en la que se explica "la importancia que la educación tiene para la Iglesia" con el ruego de que sea leída al finalizar las misas de los próximos sábado y domingo. Rouco cree que esta ley educativa "deteriora la democracia", y pide que se llame a los fieles para que participen en la protesta.

El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, calienta motores ante la manifestación convocada el día 12 contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) elaborada por el Gobierno que se está debatiendo en el Congreso. El arzobispado de Madrid ha remitido a las parroquias una carta en la que se explica "la importancia que la educación tiene para la Iglesia" con el ruego de que sea leída al finalizar las misas de los próximos sábado y domingo. Rouco cree que esta ley educativa "deteriora la democracia", y pide que se llame a los fieles para que participen en la protesta.

Antes de las vacaciones de verano, la confederación católica de padres de alumnos (Concapa) ya auguró que habría manifestación en la calle para protestar por la nueva ley educativa. Consideran que ataca la libertad de los padres a elegir centro de enseñanza y no creen que la asignatura de Religión salga bien parada con esta nueva ley. Preferían la que aprobó el último gabinete de José María Aznar. Convocada la manifestación, a la que se han sumado otras organizaciones educativas, se ha oído con claridad a los obispos, que han defendido con ardor el "deber" de los padres a convocar la protesta "por responsabilidad social".

Los obispos no suelen convocar manifestaciones, es la Concapa quien se encarga tradicionalmente de esto, pero últimamente han apoyado, incluso con su presencia, algunas de las más sonadas, como la que recorrió Madrid contra el matrimonio de las parejas gays.

La Federación Estatal de Profesores de Religión denunció la pasada semana el intento de la Iglesia de utilizar a estos docentes para organizar la manifestación del día 12. Mostraron documentos en los que los convocantes sugerían a todo el que quisiera acudir a la protesta que "se pusiera en contacto con el profesor de religión de su centro educativo".

Ahora les toca a los párrocos informar desde sus púlpitos. El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela ha considerado "oportuno" enviar la carta redactada por el Consejo de Laicos de esta archidiócesis para que sea leída en misa. En dicha carta se anima a los cristianos a asistir a la manifestación "por una educación en libertad y contra el fracaso escolar". "El proyecto de ley educativa no da respuesta a los problemas de la enseñanza, no atiende a la formación integral de los alumnos y olvida los valores del compromiso y el esfuerzo. No resuelve el problema de la falta de autoridad del profesorado y no garantiza un nivel mínimo de enseñanzas comunes para las diferentes comunidades de nuestro país", se lee en la página web de la Archidiócesis madrileña.

Pero las quejas más oídas contra la LOE insisten en que esta ley "no respeta el derecho a la libertad de enseñanza ni el derecho de los padres a decidir la educación religiosa y moral de sus hijos". "Conviene recordar", sigue el texto del arzobispado Madrid, "que el 80% de los padres solicita cada año la enseñanza de la religión católica, sin embargo, la LOE no reconoce el carácter fundamental de dicha asignatura, el que sea de oferta obligatoria para los centros y voluntaria para los alumnos y que tenga plena validez académica". Esta asignatura sí es de oferta obligada para los centros y voluntaria para los alumnos. Eso es así desde hace décadas, nada ha cambiado en este punto con la nueva ley.

Los obispos han recrudecido en las últimas semanas sus críticas a la ley y no es descartable que acudan a la manifestación. La diócesis de Almería fletará cinco autobuses para que los fieles puedan ir a protestar a Madrid. No está previsto que el obispo, Adolfo González, acuda en uno de ellos, según dijo a Europa Press, pero opina que la ley "representa una limitación" al desarrollo integral de la persona".

Más moderado, el obispo de Tortosa, Javier Salinas, confía "en la capacidad del Gobierno para que tenga en cuenta "otras soluciones" educativas. Él no asistirá a la protesta.

[Según publica hoy el diario Abc, Gobierno e Iglesia han alcanzado ya "un principio de acuerdo" en torno al tema en unas negociaciones cuyas riendas, por parte de la Iglesia, lleva el presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez].

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...