Rouco, el experto cibernético

Dice el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española –el de siempre: Antonio María Rouco Varela– que las redes sociales y el “mundo de la cibernética” (sic) provocan “un estilo de vida virtual, vacío de verdaderas relaciones sociales”, que crea en los jóvenes “la mayor de las incertidumbres”. Como el cardenal está a punto de cumplir 75 años, es fácil imaginar que cuando habla de Tuenti, Facebook y aledaños no lo hace según su propia experiencia “cibernética”. Tampoco es novedad que el señor cardenal pontifique sobre aquello que ignora, y no es sólo las redes sociales. Cabe preguntarse con qué autoridad, con que experiencia, dan doctrina sobre el matrimonio, la paternidad, el sexo y la familia los socios de este famoso club de célibes solteros.
Pero lo de menos es qué diga sobre estos temas el reelegido Rouco Varela, ese presidente de la Conferencia Episcopal Española por el que no pasan los años (ni la edad de jubilación). La opinión es libre, hasta para decir bobadas como que “el matrimonio está en peligro” –insistió ayer Rouco–, o las siestas a 110 kilómetros por hora de Fernando Alonso. Cada uno es libre también para escuchar o seguir estos consejos. Pero hay algo que debería ser sagrado: los Presupuestos Generales del Estado.

Ayer, nada más ser reelegido, monseñor Rouco Varela agradeció al Gobierno, a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid su “desinteresada colaboración” en la celebración de la próxima visita del Papa. Se equivoca en repartir agradecimientos porque los 25 millones de euros que cubre el Estado de la factura de ese viaje propagandístico no los paga ni Zapatero ni Aguirre ni Gallardón. Salen a escote del bolsillo de todos los ciudadanos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...