Rouco convoca de nuevo a los jóvenes de la JMJ para la Misa de la Familia Cristiana

La celebración tendrá lugar el viernes 30 de diciembre en la madrileña Plaza de Colón obligando a cortar el tráfico en el centro de la capital en una de las fechas más complicadas del año

El Arzobispado de Madrid convoca a los católicos a defender la familia cristiana, el matrimonio entre hombre y mujer y la natalidad sin anticonceptivos como "respuesta a la crisis que atraviesa España" y para combatir una "sociedad enferma por un estatalismo atroz". Será la primera vez que la celebración tiene lugar un día laborable en vez de un domingo y la primera que la Iglesia española celebra con un Gobierno del Partido Popular.

De los calores de agosto al frío de diciembre. Si alguien se perdió la multitudinaria celebración de la Jornada Mundial de la Juventud el pasado mes de agosto, tendrá una segunda oportunidad el próximo 30 de diciembre, aunque a una escala más modesta, gracias al llamamiento hecho por el cardenal Rouco invitando a los jóvenes que participaron en aquella cita a que acudan de nuevo a Madrid junto con sus padres para asistir a la Misa en defensa de la Familia Cristiana.

Por quinto año consecutivo, el Arzobispado de Madrid convoca a los católicos a una misa multitudinaria en la Plaza de Colón de Madrid para defender la familia cristiana y proponerla como respuesta ante la crisis de un mundo sin valores. Según el presidente de la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida, el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, "vivimos en una sociedad enferma que permite que se hayan cometido más de un millón y medio de abortos desde 1985 en España, que reduce el número de matrimonios y que retrasa la edad de nupcialidad y la natalidad hasta extremos que ponen en peligro la superviviencia de la civilización cristiana".

Plá ha vinculado también esa crisis moral con los divorcios que afectan al desarrollo personal y escolar de los hijos o con la violencia doméstica, contra la que hay que luchar sin escatimar esfuerzos pero "preocupándose por la mujer de verdad y no limitándose a enarbonar una bandera ideológica de género".

La celebración, que contará con un mensaje del Papa Benedicto XVI desde Roma, tendrá lugar por primera vez en un día laborable en vez de un domingo. La fecha elegida es el próximo viernes 30 de diciembre. Los preparativos de la Misa obligarán a cortar el tráfico en vías neurálgicas de la capital como la calle de Alcalá, Serrano o el Paseo de Recoletos desde el mediodía y hasta pasadas las seis de la tarde, en uno de los días más complicados del año por las compras navideñas y la operación salida de vacaciones con motivo de la Nochevieja y Año Nuevo, que caen en fin de semana. "Si es díficil es cuando tenemos que redoblar los esfuerzos para ofrecer esta alternativa a la sociedad", ha señalado Reig Pla.

Será la primera vez que la celebración tiene lugar con un gobierno del PP, si bien Reig Pla ha asegurado que esta misa "nunca ha tenido ningún matiz político". "Aspiramos a que las familias cristianas alcen su voz para convertirse en interlocutores del Gobierno, de éste o de cualquier otro, de modo que las políticas sociales que se adopten en España estén pactadas con las familias".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...