Romeria de les Canyes sin misa para el equipo de gobierno de Castellón

La alcaldesa, los ediles de su Ejecutivo y las reinas y damas no han entrado al oficio

Las fiestas de la Magdalena que comenzaron este sábado con el Pregó han tenido hoy domingo el acto más relevante del ciclo festivo con la Romeria de les Canyes, en la que se rememora los orígenes de la actual ciudad de Castellón. Alrededor de 100.000 personas han participado en un acto en el que ha destacado la ausencia de la alcaldesa, Amparo Marco, el equipo de gobierno y la reina y damas de las fiestas a la misa previa en la concatedral de Santa María.

La compatibilización del laicismo del estado con la representatividad política en los actos tradicionales ya tuvo un intenso debate en el pleno municipal a finales de la pasada legislatura, pero con el cambio de gobierno en la ciudad tras más de dos décadas se está notando el posicionamiento tanto del PSPV y la alcaldesa, como en Compromís, sus socios de gobierno, en los diversos actos.

Se trata de actos con mucha carga de tradición y desde el actual Consistorio se quiere marcar una línea que a veces es difusa entre qué actos tienen un sentido estrictamente religioso y cuáles han traspasado ya al acervo popular a pesar de tener un origen eminentemente católico. Es el caso de la Romeria. Originalmente era una procesión de penitencia desde la nueva ciudad hasta la ermita de la Magdalena aunque en la actualidad se trata más de un encuentro personal con la idiosincrasia de la ciudad.

La tradición marca que el camino debe hacerse con una canya, recogida antes de la salida en el Mercado Central. Este año se han repartido 25.000. No obstante, previo al camino se ha venido celebrando una misa de romeros, a la que este año no han entrado los nuevos representantes municipales ni la reina y damas de las fiestas.

Esta batalla entre tradición y laicismo se ha trasladado a la vestimenta. Mientras los representantes del Partido Popular y de Ciudadanos sí que han acudido a misa a título particular, la alcaldesa Amparo Marco y el consejero Vicent Marzá se han vestido con los tradicionales atuendos de llaurador, así como también lo ha hecho la concejala de fiestas, Sara Usó.

Entre las autoridades presentes en la Romería estuvieron el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la consejera María José Salvador y el mencionado Marzá. También asistieron la presidenta del Partido Popular, Isabel Bonig, así como el exalcalde de la ciudad, Alfonso Bataller y Alberto Fabra, también exalcalde y expresidente.

El presidente Puig ha manifestado que “Castellón es fundamental para entender la Comunitat” y ha calificado como “un día especial la Romeria por poder asistir como presidente porque “Castellón representa una parte importante de mi vida y de mi familia”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...