Revuelta contra la instalación de 218 cámaras en dos barrios musulmanes de Birmingham

Los vecinos acusan a la policía de discriminación, al considerar a esos distritos de alto riesgo de extremismo

Decenas de cámaras de vigilancia de circuito cerrado (CCTV) instaladas en barrios de la ciudad de Birmingham, donde viven numerosos musulmanes, serán cubiertas con bolsas tras las protestas surgidas entre la población por su carácter discriminatorio. La empresa concesionaria Safer Birmingtham Partnerships, una iniciativa conjunta de la policía y el ayuntamiento, que planeaba instalar un total de 218 cámaras en los barrios de Washwood Heath y Sparkbrook, lo justificó señalando que con ello se trataba de prevenir todo tipo de delitos comunes y no sólo los movimientos del extremismo islámico.
Sin embargo, el responsable de seguridad del Ayuntamiento de Birmingham, Ayoub Khan, dijo que la gente "ha perdido la fe en las autoridades" y criticó a la Policía por no informar al municipio ni consultar a los vecinos sobre la instalación de "ese anillo de cámaras", que los residentes consideran un intento para controlar los movimientos de los numerosos musulmanes que viven allí.

Cuarenta instalaciones ocultas
También se inatalaron 40 cámaras "ocultas" del tipo ANPR, como las que controlan el tráfico y las matrículas en el centro de las ciudades, que fuentes policiales atribuyen al llamado "Proyecto Campeón", un ensayo del Ministerio del Interior del Reino Unido para controlar a una población calificada "de riesgo" de extremismo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...