Retiran símbolos religiosos ante la queja de los profesores

Por su parte, Granada Laica ha apoyado la «moderada y decidida actuación» de los dos profesores, «acorde con la defensa de la aconfesionalidad del Estado y el respeto al ámbito de lo público».

Los Obispos del Sur de España han denunciado hoy a través de un comunicado la "intolerancia" de dos profesores de un instituto de Zújar (Granada) por obligar a la profesora de Religión del centro, compañera de departamento, a retirar dos símbolos religiosos con los que se sentían "ofendidos".

Según ha informado la Oficina de Información de los Obispos (Odisur), Susana Fernández lleva varios años de profesora en el Instituto Al-Zujayr y en otros de Baza y Cúllar, donde nunca había tenido "ningún tipo de problema". La docente, que no quiere "entrar en polémicas ni ofender a nadie" aunque lamenta la actitud "intolerante e intransigente" de sus compañeros de departamento, ha retirado los dos símbolos que han originado la controversia, en concreto una cruz y un icono oriental de la virgen María, que un grupo de profesores regaló hace años.

Forman parte del material
Los obispos han asegurado que estos símbolos, que forman parte además del material que puede utilizar en clases, no se encontraban en lugares públicos, sino apartados en el departamento, en el espacio que tiene la profesora de Religión. Los demás profesores de Religión de la zona de Baza han manifestado su apoyo a la profesora de Religión de Zújar y han calificado la situación como un acto de intransigencia, que atenta contra la libertad de expresión y que, han dicho, "recuerda otras épocas".

Deben permanecer fuera
Por su parte, la delegada provincial de la Consejería de Educación, Ana Gámez, ha recordado que la normativa establece que los símbolos religiosos deben permanecer fuera de los centros educativos y que es el Consejo Escolar el que debe decidir sobre su retirada, como ha ocurrido en este caso.

Incómodos
En este sentido, ha apoyado la petición efectuada a la docente por los profesores que dijeron sentirse, según la delegada, "incómodos" ante la presencia de los símbolos y ha confiando en que en el centro se vuelva "a un clima de normalidad, convivencia y diálogo".

Moderada y decidida actuación
Por su parte, Granada Laica ha apoyado la "moderada y decidida actuación" de los dos profesores, "acorde con la defensa de la aconfesionalidad del Estado y el respeto al ámbito de lo público". En un comunicado, entiende que el Consejo Escolar no tiene competencia sobre algo que afecta "a los derechos constitucionales", por lo que considera "incorrecta" la decisión de la Delegación de Educación.

Granada Laica denuncia
Granada Laica denuncia también la "gravísima anomalía" que supone a su juicio la existencia de clases de Religión, sea cual sea, o de otro tipo de creencias o convicciones particulares en los centros de enseñanza públicos o que reciben fondos públicos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...