Retiran el crucifijo que preside la sala del Tribunal Supremo donde se juzgará el ‘procés’ catalán, aunque alegan que es para su restauración

Inadmisible que en un Estado aconfesional, la más alta instancia judicial siga identificada y presida su salón de Plenos con una imagen religiosa. Su retirada en vísperas a un juicio de enorme repercusión internacional y ante la posibilidad de ser utilizado para denunciar la falta de neutralidad de dicho tribunal, lo ratifican.


La imagen del Cristo crucificado que desde los años 40 adorna una de las paredes enteladas del salón del plenos del Supremo, el recinto más solemne del alto tribunal, ha sido retirada de su emplazamiento el pasado viernes, cuatro días antes de la vista de las cuestiones previas al juicio por la secesión unilateral de Cataluña, señalada para el próximo martes.

El Cristo «ha sido retirado para su restauración», explican fuentes del Tribunal Supremo, que desvinculan este hecho de la inminente celebración del juicio del ‘procés’ y de la presunta intención de evitar que la presencia de una obra religiosa en la sala puede ser utilizada por los abogados de la defensa para provocar un conflicto alegando una supuesta falta de neutralidad ideológica.

Las fuentes consultadas aseguraron que «simplemente es que a esa obra le tocaba ser restaurada». «Llevamos un orden riguroso de restauración del patrimonio artístico del palacio de justicia y era el momento del Cristo del salón de plenos. Tenemos un presupuesto que hay que ejecutar», añadieron.

No se sabe cuánto tiempo será necesario para la restauración, aunque no se prevé excesivo porque la obra se encuentra en buen estado de conservación.«Igual para cuando empiece el juicio el trabajo está terminado y la escultura vuelve a su lugar».

Lo que de momento es seguro es que el Cristo crucificado no estará en su emplazamiento para la vista del próximo martes, primera prueba de fuego pública de la Sala encargada de juzgar el ‘procés’.

El alto tribunal ha decidido que los actos jurisdiccionales relacionados con esta causa se celebren en el salón de plenos porque tiene el suficiente espacio para que las numerosas partes personadas puedan trabajar con comodidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...