Respuestas a preguntas sobre la reforma de la LOCE

RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS DEL FORO SOBRE REFORMA EDUCATIVA LOCE

Preparadas por la compañera Carmen Echeverría

 ¿Le parece adecuado que se incorpore la enseñanza no confesional de la religión y el hecho religioso en el currículo de historia, filosofía y educación para la ciudadanía? (10.1).

Con estas condiciones :

–         Siempre  que, dentro de cada asignatura, no se considere el hecho religioso un apartado cuyos  contenidos y textos puedan estar  pactados o sometidos a la jerarquía religiosa..No se entiende que se proponga como una novedad porque como es lógico siempre ha estado incluido, en Filosofía se ha estudiado a San Agustín, igual que a Kant, a Platón o a Hegel….. En Literatura a los místicos, igual que a Cervantes, a Lope, a Pérez Galdós  a Camus…. El arte y la música religiosos siempre han estado incluidos en la Historia del Arte, lo difícil es estudiar los aspectos religiosos como un apartado.

–         Siempre que se controle  la posibilidad de seleccionar el profesorado en base a la sumisión a la Iglesia Católica (posibilidad que es real en los colegios católicos concertados, que son más del 90%), en este caso, el fraude educacional está servido.

–         En este proyecto de ley no existen las palabras ateo ni agnóstico, los padres no creyentes al no disponer de una estructura poderosa que les de respaldo, no tienen un  espacio en la escuela pública para educar a sus hijos en la ética racionalista, y esta ley tampoco lo contempla,. Hay que tener  en cuenta que en el estudio del hecho religioso deben estar incluidos el ateismo y el agnosticismo y  en la tradición española está sólidamente documentado el encarcelamiento, ejecución, marginación, desprecio y exilio de ateos y agnósticos, situación que en relación con la marginación y el desprecio se mantienen en la actualidad.

 ¿Está de acuerdo con que el Ministerio de Educación y Ciencia eleve una consulta al Consejo de Estado acerca de si las familias o los alumnos que lo soliciten expresamente a título individual pueden renunciar a desarrollar actividades alternativas a la enseñanza confesional de las religiones?.

–         Si, pero no entiendo que tenga que hacerse la solicitud a título individual, la cuestión es si es o no legal plantear que no haya asignatura alternativa.

–         Si los contenidos de la asignatura alternativa deben ser carentes de interés académico  para que no puedan competir con la asignatura de religión ¿quién va a elegir que su hijo pase en la escuela un tiempo haciendo cosas de utilidad, cuanto menos, cuestionable?

–         Hay que tener en cuenta que si la religión está en horario lectivo, la experiencia de décadas nos dice que la realidad es que los niños estarán sin hacer nada, y acabarán muchos de ellos entrando en clase de religión por recurso, como siempre ha ocurrido. Es una de las trampas que incluye este método.

 

¿Estima necesario que las condiciones laborales de los profesores de las enseñanzas confesionales se adecuen al Estatuto de los Trabajadores? (10.5).

–         En primer lugar no tiene que haber profesores de religión en la escuela pública.

–         Si la legislación vigente lo impide, hay que cambiarla, y si no hay posibilidad o voluntad de hacerlo, las condiciones laborales deben ser las que cumplan la legalidad, que el Estado debe imponer  a las iglesias, ellas deben contratar y pagar a sus profesores, o los padres pagar como actividad extraescolar, porque lo más sangrante es que los ciudadanos  no creyentes además de no disponer de un espacio propio en la escuela pública y concertada, tenemos que financiar la enseñanza de doctrinas que configuran mentes dogmáticas que consideramos socialmente nocivas, y que transmiten a los niños conceptos anticonstitucionales, sin disponer siquiera de la posibilidad de objeción de conciencia.

–         El Estado está cargando con la contratación de miles de personas, que va a ser muy difícil sacar de la escuela pública y concertada, ¿quién se atreverá a mandar al paro a esos miles de catequistas?, es una buena razón para pensar que la contratación de estos catequistas constituye  una encerrona, el Estado si no lo está ya, está metiéndose en un callejón de muy difícil salida. Es una forma de dificultar seriamente que la asignatura de Religión alguna vez llegue a salir de la escuela. La jerarquía eclesiástica sabe lo que hace y los poderes públicos no tienen capacidad de respuesta.

 9.3 ¿Qué tipo de valores y contenidos, aparte de los expuestos, consideran que debe incluirse en la nueva área de educación para la ciudadanía?.

–         Teniendo en cuenta  que el texto que ustedes proponen coincide con los valores de la laicidad y la ética humanista, es curioso que dichas palabras no se utilicen en ningún momento, se está hablando de laicidad sin atreverse a mencionarla. A la población llegan innumerables mensajes de e la poderosa Iglesia Católica que tiene un acceso muy fácil a los medios de comunicación y habla de laicidad utilizando la palabra laico como algo negativo, carente de valores éticos. Igualmente, ante la opinión pública se confunde el concepto de Estado aconfesional con el de Estado pluriconfesional, que es a lo que, al parecer, nos dirigimos.

–         La escuela pública tiene el deber de enseñar el concepto de laicidad, y ética humanista, con objeto de formar mentes críticas frente a la formación dogmática, que incluye valores anticonstitucionales,  necesariamente asociada a la enseñanza religiosa.

–         En este sentido hay una contradicción entre lo que dicen ustedes en el texto “Sin embargo, las convicciones religiosas o la ausencia de ellas tienen un carácter privado, que se vincula al ámbito de las creencias personales y que también demanda respeto”, y en su planteamiento de esta situación, la realidad es que las creencias religiosas tienen lugar en la escuela pública y la ausencia de creencia está reducida a la esfera de lo privado, denostada y desprestigiada constante y públicamente por la Iglesia Católica, con muy poca capacidad de respuesta al no tener una institución poderosa que respalde las posiciones laicas, el Estado que debería hacerlo tiene miedo a la Iglesia Católica.

–         Hay que tener en cuenta que los contenidos de esta asignatura están en abierta contradicción con la enseñanza confesional :

– En clase de cualquier religión se educa a los niños en valores anticonstitucionales, que vulneran derechos de la ciudadanía (igualdad de género, homosexualidad, aborto, contracepción, exclusión de los no creyentes, en los últimos meses la jerarquía eclesiástica ha dado abundantes muestras de ello),

– Las doctrinas religiosas siempre son excluyentes, porque cada una de ellas se considera en posesión de la verdad (sólo hay que oír las declaraciones de los obispos, la verdadera doctrina, la verdad del matrimonio.)

– La enseñanza confesional forma las mentes aceptando verdades absolutas basadas en creencias excluyentes, configurando mentes dogmáticas y acrítica.

– Es posible que en el origen de lo que comenta en el texto que ustedes proponen como  comportamientos erráticos de los jóvenes, un factor importante pueda ser  que se genera en ellos un rechazo a las normas morales tradicionales impuestas por las religiones, basadas en libros de contenido mitológico escritos hace miles de años, que exigen comportamientos hoy día muy obsoletos y en abierta contradicción con todo lo derivado de avances científicos y técnicos, enfrentadas con los valores y textos constitucionales de las democracias, los niños y jóvenes reciben mensajes contradictorios, lo que contribuye a fomentar comportamientos individualistas, erráticos y racistas en adolescentes a los que no se les dan las armas adecuadas para vivir en el siglo XXI.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...