Reproches al arzobispo por llamar a la objeción contra Ciudadanía

"Llevamos mucho tiempo en este país diciendo que es necesaria una ética cívica, educar desde la escuela contra la discriminación y que los escolares conozcan sus derechos y deberes. ¿Por qué no se quiere ahora que se hable de todo esto?", planteó ayer la consejera de Educación, Cándida Martínez, en referencia a la postura del Partido Popular y de la Iglesia en contra de la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

 

Tras declaraciones como las del miércoles del portavoz de Educación del PP en el Congreso, Eugenio Nasarre, y las del arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, ambos defendiendo la objeción de conciencia ante la asignatura, la consejera afirmó que "quien se opone o bien no conoce el contenido o no lo está contando bien".

 

Respecto a la postura del PP, se declaró especialmente sorprendida: "Me llama la atención que un partido que ha gobernado plantee la objeción de conciencia ante una ley que ha sido aprobada en el Parlamento". Martínez recordó la necesidad en un sistema democrático de acatar las decisiones que son tomadas en la Cámara. "Esta asignatura ha sido aprobada por ley y es tan obligatoria como las Matemáticas o la Lengua", subrayó.

 

Además, lamentó que el PP "apoye a los sectores radicales", situándose así, sin embargo, "al margen de lo que se hace en Europa". La nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía, señaló, se inscribe en la línea de las políticas que se están desarrollando en Europa y que apuntan hacia la defensa de los valores éticos y democráticos, para llegar a "ser mejores ciudadanos".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...