«Repor» aborda las inmatriculaciones de la Iglesia en Navarra

El programa Repor, de los Servicios Informativos de TVE, que emite mañana martes La 1 a partir de las 00.45 horas, se centrará en las inmatriculaciones de la Iglesia católica y reflejará la situación de la parroquia de San Juan de Huarte, en Navarra.

La Ley Hipotecaria española concede a la Iglesia católica la potestad de inscribir a su nombre en el Registro de la Propiedad bienes que no estaban inscritos a nombre de nadie. Éste es el acto conocido como inmatricular, y está contemplado en el artículo 206 de la ley hipotecaria española. Últimamente ha provocado un auténtico revuelo en muchos pueblos del país que han visto como bienes que creían que eran del pueblo han pasado de la noche a la mañana a manos de algunos obispados.

En los últimos años, en Navarra, el Arzobispado ha inmatriculado más de un millar de propiedades, según datos facilitados por el Ministerio de Justicia. Algunas son lugares de culto como ermitas o iglesias y otras son más variopintas: garajes, casas, huertos o algún que otro viñedo o finca de labor.

Precisamente en esta comunidad se ha constituido la Plataforma en Defensa del Pueblo Navarro que ha denunciado este tipo de inmatriculaciones; el municipio de Huarte es uno de los que ha interpuesto una denuncia contra el Arzobispado. La citada plataforma explicó que "hay que atacar judicialmente, pleiteando una a una contra todas las inmatriculaciones de la Iglesia católica".

En este sentido, Huarte puede ser el primer municipio que acuda a los tribunales para reclamar la devolución de la parroquia de San Juan. El alcalde del municipio, Javier Basterra (NaBai), explicó que cuentan con un documento del siglo XIX en el que la Iglesia acepta que el templo es del pueblo.

La Plataforma acudió al Parlamento foral para explicar que los 1.087 bienes inmatriculados por la Iglesia desde el cambio de la Ley Hipotecaria en 1998 afectan a 242 localidades navarras, pero sólo 64 de ellas se han adherido al colectivo que exige la reversión de estas propiedades.

Por su parte desde el Arzobispado se insiste en que todo lo que hacen se ajusta a la legalidad e invitan a que haya más denuncias porque -dicen- "en los tribunales se verá que nosotros nos ajustamos a la ley".

Desde la Conferencia Episcopal también se recuerda la legalidad de las inmatriculaciones en aras de los acuerdos Iglesia-Estado de 1979 que rigen en España. Pero otras voces como la de Alejandro Torres, catedrático de Derecho Eclesiástico opinan que la Iglesia Católica goza en España de privilegios más propios del Antiguo Régimen que no de los que le correspondería en un Estado aconfesional.

Ajenos a los debates legales, los vecinos de la aldea gallega de Ribadulla descubrieron un día que la Iglesia les había dado la espalda. En este caso, el Obispado de Lugo puso a la venta el campo donde se erige la pequeña capilla que ellos han financiado con sus ahorros o que limpian y conservan.

Los vecinos se opusieron a la venta porque consideran que pertenece al pueblo, el Obispado ha denunciado a los vecinos, que tienen una media de edad de 70 años, y ahora se ven inmersos en una batalla legal. Hasta tal punto llegó la disputa que el Obispado les dejó 4 meses sin misa y ahora han conseguido que vaya el cura cada 15 días.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...