Replica al cura por llamar «nazi» al Gobierno de Zapatero y le echan de la iglesia

El sacerdote dijo en la homilía: «El Gobierno mata a los niños en el seno de sus madres»

En la iglesia manda el cura y, normalmente, nadie se atreve a cuestionar lo que dice en su homilía. Primitivo González López, catedrático universitario y católico practicante, no pudo aguantarse, cuando escuchó al cura del pueblo madrileño de Villanueva del Pardillo decir que «el Gobierno mata a los niños en el seno de sus madres» y que es «más nazi que los nazis de Alemania». Se levantó de su banco y, desde el fondo de la iglesia gritó: «Estamos en misa, no en un mitin». Inmediatamente, cuatro hombres que estaban a su lado se le echaron encima y lo sacaron a empujones de la parroquia. El profesor, «defraudado» se dirigió al juzgado de San Lorenzo de El Escorial, para interponer una denuncia ante el juzgado número tres.

Primitivo González López, catedrático de la Universidad de La Coruña, había venido a visitar a su hijo y pasar con él el fin de semana en el pueblo madrileño de Villanueva del Pardillo. Casado, con dos hijos y católico convencido, se fue a misa el domingo a las 10,30 a la parroquia del pueblo. Una misa especial por ser el día de San Isidro, patrono de los agricultores. La iglesia estaba llena y, en el altar, no presidía la celebración el párroco, sino el coadjutor, el padre Enrique Olmo.

La misa transcurría por los cauces habituales hasta que llego el momento de la homilía. Entonces, según consta en la denuncia interpuesta por el feligrés a la que ha tenido acceso RD, el «sacerdote oficiante pronunció en público graves injurias contra el Gobierno de España». Y a continuación, pasa a detallarlas.

Entre otras cosas, el padre Enrique, acusó al Gobierno de «asesinar a los niños en los vientres de sus madres» y de «ser más nazi que los nazis de Alemania». También acusó, en concreto, a la ministra Leire Pajín de «asesina de ancianos y de personas que estorban a través de la ley de muerte digna por medio de inyecciones letales».

Fue en ese momento en el que Primitivo López se levantó de su banco del fondo de la iglesia y gritó: «Estamos en misa, no en un mitin político». Cuatro hombres que estaban a su lado se le echaron inmediatamente encima y «el denunciante fue empujado y forzado a salir de la iglesia». Aunque, entre empujones, Primitivo intentase aclarar: «¡Yo también soy católico!»

Tras presentar la pertinente denuncia ante el juzgado número 3 de San Lorenzo de El Escorial, Primitivo se mostraba «dolido y, sobre todo, defraudado» por la homilía del cura y por la actitud de los feligreses que lo expulsaron del templo, sin que ni el sacerdote ni los demás fieles presentes hiciesen nada por impedirlo.

El catedrático gallego, ingeniero naval y experto en energías renovables confiesa abiertamente su fe. «Soy practicante y de una familia religiosa, en la que hay incluso curas. Voy a misa los domingos, doy limosnas y tengo una fe adulta y formada. Creo que un cura no tiene derecho a utilizar el púlpito para expresarse en esos términos contra el Gobierno constitucional. Los curas no pueden aprovechar las homilías para adoctrinar a los fieles en la política partidista».

Además de interponer la denuncia por la vía civil, Primitivo tiene pensado poner los hechos en conocimiento del cardenal Rouco Varela, arzobispo de Madrid, y del propio Papa: «Tratare de hacer llegar mi denuncia a Roma. Por dignidad y por responsabilidad de persona y de creyente. No podemos pasar. Tenemos que denunciar este tipo de comportamientos públicos, que son indignos de un sacerdote».

Aunque, conociendo a la Iglesia por dentro, tampoco se hace demasiadas ilusiones de que sus denuncias logren algo o lleguen al cardenal y, menos, al Papa. «No tengo demasiadas esperanzas, pero intentare que sancionen al cura y que se acabe, de una vez, con este tipo de comportamientos». Ya se lo decía esa misma tarde el párroco de Villanueva del Pardillo, Gabriel Comas, que exculpaba a su coadjutor y recriminaba al denunciante: «No debió usted interpelar al sacerdote en público, sino esperar y hacerlo, en la sacristía, al final de la misa».

Puestos en contacto con el párroco, asegura a RD que no conoce bien el tema, porque no estaba presente, pero le consta que su coadjutor «predica siempre de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia». Cuando le decimos que llamar nazi al Gobierno no parece formar parte de la doctrina eclesial, asegura que cree que «se sacaron de contexto las afirmaciones de mi coadjutor». Por eso, «en estos momentos prefiero no decir nada más, porque hay que clarificar muchas cosas sobre lo qué se dijo y cómo se dijo». «Además, todo depende de la sensibilidad del que escucha», concluye Gabriel Comas.

Primitivo González López, catedrático gallego que denunció al coadjutor de Villanueva del Pardillo

Primitivo González interpuso una denuncia ante el juzgado número 3 de San Lorenzo de El Escorial

Archivos de imagen relacionados

  • primitivo-gonzalez
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...