Renuncia obispo francés por “actitudes inapropiadas” con jóvenes

Su renuncia fue aceptada por el papa Francisco, anunció la jerarquía católica francesa

El Papa aceptó la imprevista renuncia de Hervé Gaschignard a su puesto de obispo en la diócesis francesa de Aire y Dax, luego de ser señalado por «comportamiento inapropiado» con jóvenes católicos.

Con apenas un comunicado de dos líneas, la sala de prensa de la Santa Sede informó de la dimisión del clérigo y del nombramiento temporal de Bernard Charrier, obispo emérito de Tulle, como administrador de esa diócesis descabezada.

Al mismo tiempo, el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa y arzobispo de Marsella, Georges Pontier, «tomó nota de la gravedad» del caso y anticipó que los obispos de su país recibieron «con fe y con confianza» la decisión tomada por el pontífice.

«Dese hace semanas, en la diócesis de Dax persistían rumores sobre las actitudes pastorales inapropiadas del obispo. Se llevaron a la atención del cardenal Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Bordeaux y del nuncio apostólico», indicó Pontier en una nota.

«Esta atmósfera había vuelto difícil el gobierno de la diócesis. Y, por este motivo, es que el 31 de marzo monseñor Hervé Gaschignard se había tomado un periodo de alejamiento y de reposo. Por sugerencia del nuncio apostólico, ofreció su renuncia al Papa algunos días atrás», agregó.

Sostuvo que los obispos de su país aseguraron su oración por todos aquellos que «están involucrados en este evento» y, especialmente, «a quienes están heridos».

Vincent Neymon, vice portavoz de los obispos, advirtió que «es inexacto hablar de pedofilia«, pidió «no ir demasiado rápido» y «respetar la presunción de inocencia», en declaraciones a la prensa francesa. De todas maneras reconoció que, en estas circunstancias, «el gobierno de la diócesis era insostenible».

Por otra parte, el vicario general de la diócesis en cuestión, Denis Cazaux, y el canciller, Bernard Hayet, emitieron un comunicado en el cual reconocieron que la renuncia es «un shock» que ha dejado «estupefactos a muchos».

Aseguraron que, ante los rumores del comportamiento impropio con jóvenes, el obispo se reunió con el fiscal de Mont-de-Marsan. «Según nuestro conocimiento, ninguna denuncia ha sido depositada (hasta ahora) ante el fiscal», agregaron.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...