Religión y fútbol: Cuando Dios se hizo rojiblanco

Un libro de Religión utiliza al Átletico de Madrid para explicar a los alumnos de doce y trece años el sentido de pertenecer a una comunidad como la Iglesia

¿Qué tienen en común el Atlético de Madrid y la religión Católica? ¿Se parece en algo ser hincha de un equipo de fútbol a pertenecer a una comunidad creyente?, ¿Puede el Papa Francisco compartir espacio con el sentimiento colchonero? La respuesta es sí. Tan solo hay que abrir la página 102 del libro de Religión Católica que utilizan los alumnos de primero de la ESO de algunos colegios e institutos de Castilla y León para comprobarlo.

El libro del Proyecto Ágora de la editorial SM-PPC, que es utilizado en las clases de esta asignatura por algunos centros educativos de la comunidad y por otros de toda España, pone como ejemplo en un ejercicio el sentimiento de aficionados atléticos para explicar a los estudiantes de 12 y 13 años lo que significa pertenecer a un grupo o comunidad creyente. Y es que hay pertenencias «que se explican con la cabeza y con el corazón», según defiende la publicación.

Sostiene el libro que ser un hincha de un equipo de fútbol o pertenecer a una comunidad creyente comparten razones emocionales difíciles de comprender para los que no tienen esas experiencias. Además, plasma las respuestas dadas por aficionados ante la pregunta «¿Qué es ser del Atleti?».

Sentimiento grande

«Un sentimiento muy grande. Saber ganar y saber perder. Saber apasionarte. Ser del Atleti es ser buena persona, fíjate lo que te digo». Las respuestas son variadas, pero todas apelan a las emociones que suponen la pertenencia al club rojiblanco. La página que se ha hecho viral a través de un vídeo difundido por redes sociales y que han compartido y aplaudido miles de aficionados rojiblancos no ha sorprendido, sin embargo, en las aulas, donde los estudiantes están acostumbrados a este tipo de ejemplos en los que aparecen personalidades del mundo del deporte como Rafa Nadal, de la canción como el cantante Macaco o películas de cine, en definitiva, la realidad de los estudiantes a los que van dirigidos.

Este es el fragmento en el que se recoge la actividad.
Este es el fragmento en el que se recoge la actividad. / A. Pérez

«Los alumnos están muy hechos y no les sorprende porque las nuevas metodologías apuntan a que emocionalmente el alumno se enganche con lo que aprende. Solo si emocionalmente se engancha, aprenderá más y mejor», explica Juan Carlos López, delegado de Enseñanza de la Diócesis de Zamora, en la que se encarga de coordinar la asignatura de Religión para todos los colegios, y además es profesor de esta materia en el Seminario de Zamora. Está convencido de que para hablar de Dios en las aulas hay que hacerlo desde la analogía y desde los recursos que te da la vida, ya sea «desde la poesía, la mirada al horizonte o una experiencia emocional como la del fútbol». Él mismo ha utilizado en una de sus clases con alumnos de 4º de la ESO este recurso educativo que pone al Atlético de Madrid como ejemplo de pertenencia a una comunidad.

«Yo lo vi en su momento y no tuve ningún reparo en integrarlo en mis clases porque me parecía excepcional para acercar al alumno a los contenidos desde la realidad en la que vive y desde una pasión como la del fútbol. Qué mejor para explicar lo que significa formar parte de una comunidad que la pasión del fútbol, la emoción de ganar un partido, la sensación de levantarse ante la derrota», considera el profesor. Además, entiende que en este deporte incluso se percibe una liturgia paralela a la religiosa, con sus cánticos, un rito de entrada, momentos sagrados y emociones descontroladas.

Intenta la comparación con el Atleti, según el docente, explicar lo que no es fácil de entender y subrayar la importancia del entorno en el proceso del aprendizaje porque «no se puede explicar ni Religión ni Filosofía ni cualquier otra asignatura sin tener en cuenta lo que vive el alumno o la sociedad en la que se encuentra».

Sorprendidos y satisfechos

Sorprendidos están también de la reacción en redes sociales en la editorial SM-PPC. «Para nosotros no es novedad porque los libros de Religión, tal y como lo planteamos desde la editorial, están continuamente dialogando con la realidad de los alumnos y la realidad social. Hacemos referencia a Rafa Nadal, a cantantes que escuchan los chavales. Los libros están plagaditos de referencias actuales», destaca José Laguna, editor de Ágora de SM-PPC.

La elección del Atleti como ejemplo de pertenencia a un grupo o comunidad no fue casual, pero tampoco responde a que la editorial sea atlética, según afirma entre risas. «El Atlético hizo hace unos años una campaña publicitaria apelando a los sentimientos, al sentido de pertenencia, y ese sentido de pertenencia nos venía a nosotros muy bien para explicar la pertenencia a la Iglesia». El Atlético de Madrid era «un buen ejemplo» para este caso y por eso lo utilizaron.

El libro forma parte del Proyecto Ágora, que está formado por cuatro publicaciones, una para cada curso de Secundaria. El título de Ágora responde a la intención de llevar la religión a la plaza pública. «Pretende dialogar con la actualidad de los alumnos con cuestiones como el fútbol u otras más sociales como el tema de la inmigración. Se tratan temas que les interesan, que son candentes y en los que la religión tiene algo que decir», asegura el editor.

Desde la editorial están satisfechos por la repercusión. «El que un libro de Religión salga del contexto del aula y dialogue de una manera amable con realidades cercanas nos parece un acierto». Desde luego, la religión y el Atleti han formado un buen equipo y han dado mucho que hablar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...