Redada en la sede de la Conferencia Episcopal chilena buscando datos sobre abusos sexuales

El fiscal Raúl Guzmán, hoy, en la sede de la Conferencia Episcopal chilena

La policía allanó el martes la sede de la Conferencia Episcopal de Chile en el marco de una causa sobre presuntas violaciones y abusos sexuales cometidos por miembros de la Congregación Marista, informó el fiscal Raúl Guzmán, quien además precisó al efectuar la redada que «estamos recabando y complementando antecedentes que ya habíamos recibido para la identificación de víctimas que han formulado denuncias por abusos de distinto tipo, particularmente, de carácter sexual».

Guzmán y personal de la policía de investigaciones llegaron con una orden judicial para que les abrieran el paso en la sede ubicada en pleno centro de la ciudad.

El fiscal investiga más de 35 denuncias de víctimas que afirman que mientras estudiaban en colegios maristas y eran menores de edad fueron abusados reiteradamente.

Exalumnos entrevistados por The Associated Press afirmaron que fueron abusados no solo por los religiosos sino también por sacerdotes capuchinos y el exvicario de la Solidaridad Cristián Precht, quien en noviembre del año pasado terminó un castigo de cinco años sin oficiar misa por comportamientos abusivos contra adultos y menores.

Los datos que comprometen a Precht fueron enviados al Vaticano a comienzos de agosto para que se le inicie una nueva investigación canónica, informó la Iglesia.

Chile entrega al Vaticano una solicitud de expedientes de investigados por abusos

Ya por otro lado, la Cancillería chilena entregó al Vaticano la solicitud de la Fiscalía para obtener los expedientes canónicos que involucran a clérigos chilenos investigados por abusos sexuales y el informe que elaboró el arzobispo Charles Scicluna tras su primera visita al país, informó hoy el Ministerio Público.

La embajada de Chile en Italia presentó ayer la solicitud de la Fiscalía chilena en la Secretaría de Estado de la Santa Sede, en Roma.

Según el Ministerio Público, la nota de la Cancillería señala que la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones (UCIEX) de la Fiscalía será el punto de contacto para las gestiones que sean necesarias con el Vaticano a partir de ahora.

La solicitud de la Fiscalía Nacional aúna tres requerimientos de asistencia internacional en materia penal respecto de nueve personas investigadas por las Fiscalías Regionales de Valparaíso, Metropolitana Sur de Santiago y de La Araucanía.

La petición incluye el llamado ‘Informe Scicluna’, un extenso documento de 2.000 páginas que el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, elaboró después de su primera visita a Chile como enviado del Papa Francisco para recopilar antecedentes de abusos sexuales cometidos por miembros del clero del país austral.

El Papa, que en un comienzo minimizó los abusos, cambió su percepción después de leer el informe de Scicluna y decidió citar a los obispos de la Conferencia Episcopal chilena a Roma.

Los obispos presentaron sus renuncias en bloque al Papa, que hasta el momento ha aceptado cinco de ellas en una de las peores crisis en la historia de la Iglesia chilena.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...