Recurren el auto del “Caso Romanones”, ven arbitraria la instrucción y “falso” el secreto de sumario

La asociación “Redune” ha presentado un incidente de nulidad ante la Audiencia de Granada para poder personarse como acusación popular en el “caso Romanones”, que ha investigado supuestos abusos de un grupo de sacerdotes a menores, al considerar errónea y arbitraria la instrucción del caso.

Recurre el auto de la Audiencia de Granada
El escrito formalizado por la Red de Prevención del Sectarismo y Abuso de la Debilidad (Redune), al que ha tenido acceso Efe, recurre el auto de la Audiencia de Granada que confirma el rechazo del juez instructor a que se personen como acusación popular en la causa.

Incidente de nulidad
Redune argumenta el incidente de nulidad en una vulneración al derecho fundamental a la tutela judicial, al principio de legalidad y los principios de motivación no arbitraria y considera que tanto el juez instructor como el fiscal encargado del caso “obvian todo cuanto perjudica al imputado” y “pasan por encima” de los datos que cuestionan la realidad de los delitos.

La asociación ha formalizado este incidente después de que la Audiencia de Granada desestimara en noviembre del año pasado el recurso de apelación presentado por Redune frente a la decisión del juez instructor de rechazar su personación como acusación popular.

No supone una “asociación de tipo ilícito”
La Audiencia determinó que el grupo de sacerdotes y laicos encabezado por el padre Román, actualmente único procesado en la causa, no supone una “asociación de carácter sectario” o de tipo ilícito y consideró que algunos de esos delitos “no entran dentro del interés de la asociación” de acuerdo con sus estatutos.

Redune ha resaltado en su escrito la irracionalidad del auto impugnado y que provoca “una grave indefensión” y afirma que “con los debidos respetos”, el juez instructor “no ha actuado con la debida neutralidad” al ofrecer una resolución “arbitraria, irrazonable e insuficientemente motivada”, lo que supone incumplir las mínimas garantías constitucionales de acusación.

Falso secreto de sumario
La Asociación ha calificado además de “falso” el secreto de sumario dictado por el Juzgado instructor de la causa y ha apuntado que se hizo para evitar que se personara en la causa, algo que no se impidió a otras asociaciones.

Denegaron personación en la causa
Ha lamentado además que ni la Fiscalía ni el juez instructor, Antonio Moreno, hayan acreditado las cartas que el denunciante dice que existen por parte de 16 sacerdotes granadinos en las que manifestaban que el actuar del clan de los Romanones era sectario. Pide así que declare la nulidad del auto en el que la Audiencia denegó su personación en la causa, que en caso contrario a aceptarla, la Audiencia ofrezca un nuevo auto motivado y que ordene la suspensión de la tramitación del sumario hasta que no sea resuelto el presente incidente de nulidad.

El Juzgado de Instrucción 4 de Granada decidió procesar al padre Román ante los “indicios racionales” de delitos de abuso sexual y prevalimiento al joven de 25 años que lo denunció en 2014 por hechos ocurridos cuando era menor y aunque llegó a contar con 12 imputados, la Audiencia consideró prescritos el resto de delitos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...