Recuperan el pensamiento del dominico José Gafo, diputado en la II República

José Gafo Muñiz, el fraile dominico que fue diputado en la II República, es la muestra de que se puede ser socialista y cristiano al mismo tiempo, y así lo desvela en su biografía el filósofo y teólogo Etelvino González.

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, que ha asistido a la presentación de "José Gafo Muñiz. Por la concordia en España" hoy en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, ha alabado la figura de Gafo, que concilió cristianismo y socialismo "lejos de dogmatismos y prejuicios".

Bono ha destacado la personalidad peculiar de este hombre, "un avanzado para su tiempo", que pese a entrar en el Congreso en 1933 con el Bloque de Derechas, se situó "muy a la izquierda" al defender la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, los intereses de los más pobres y el cooperativismo como sistema ideal de propiedad.

Sus ideas poco convencionales le hicieron ganarse enemigos en todos los bandos, lo que le condujo a su asesinato a manos de las brigadas de Agapito García Atadell, afiliado al PSOE y UGT, el 4 de octubre de 1936, justo el día que salió de la cárcel tras ser detenido sin causa clara.

El autor ha aclarado que su asesinato en el convulso ambiente de los inicios de la Guerra Civil podría haber ocurrido a manos de cualquiera, ya que Gafo despertó hostilidades también entre la derecha más radical y la jerarquía eclesiástica.

Entre los logros de Gafo, Bono ha resaltado que fue el artífice de la unión de los Sindicatos Libres, en la Confederación de Sindicatos Libres de España, lo que, a juicio del presidente del Congreso, muestra que fue un hombre íntegro y luchador por la paz y la justicia, "categorías que están por encima de la izquierda o la derecha".

El autor del libro ha aclarado que Gafo luchó siempre por la concordia social como demuestra su vocación por conciliar aspectos que entonces eran contradictorios, como liberalismo y tradicionalismo, catolicismo y socialismo, propiedad privada y colectiva, e Iglesia y República.

Etelvino González ha explicado que Gafo defendió siempre el laicismo del Estado, la autonomía de pensamiento y el antimaniqueísmo, lo que le situó, según el autor, en una tercera España, por lo que "recibió bofetadas por todas partes".

El presidente del Congreso ha resaltado el valor documental de este libro, ya que está basado en numerosos archivos históricos, como los archivos Vaticanos del Pío XI, que no salieron a la luz hasta septiembre de 2006, lo que retrasó la publicación del libro que González había comenzado hacia varios años.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...