Recuperada la tradición de indultar a un preso 45 años después

Es uno de los 16 indultados por el Consejo de Ministros Saldrá en procesión por la ciudad el próximo Jueves Santo El preso salía de la cárcel del partido judicial con grilletes

COMENTARIO: Puede verse la denuncia del Observatorio de la Laicidad a los indultos de las hermandades y cofradía en el siguiente enlace:

El Observatorio denuncia los indultos de las hermandades y pide su anulación


No es más que un hombre sin rostro, un reo corriente de la Prisión Provincial de Jaén, un jiennense cualquiera que, sin embargo, puede decirse un tipo con suerte desde el pasado 23 de marzo, cuando se convirtió en uno de los dieciséis indultados por el Consejo de Ministros con motivo de la Semana Santa.

A.J.B. ha conseguido su libertad gracias a la Real Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de los Dolores de Linares, que solicitó el indulto con el fin de recuperar una tradición perdida en 1967, cuando cerró la Prisión de Partido que había en la ciudad, hoy convertida en un museo.

"Nuestra principal preocupación era recuperar la tradición, por lo que a la hora de elegir al preso hemos dado mucho margen al centro penitenciario", explica el hermano mayor de la cofradía, Juan Hidalgo, señalando que la única condición que pusieron fue que, si era posible, el reo fuese natural de Linares.

"Obviamente tenían que concurrir las razones de razones de justicia, equidad o utilidad pública que establece la ley, y cuestiones como el comportamiento influyen mucho", aclara Hidalgo, apuntando que "nadie conoce mejor la situación de los que hay dentro" que el propio director de la Prisión, Juan Marín, una de las piezas imprescindibles para recuperar esta costumbre, que ya intentó revitalizarse sin éxito en los años 90.

"No recibimos contestación y se dejó ahí", señala el hermano mayor, que se propuso recuperar la tradición hace unos cuatro años, cuando tomó posesión de su cargo, a petición del actual secretario de la Hermandad, Francisco Hidalgo, otro de los artífices del "milagro", al igual que el linarense Andrés Padilla, que ha sido el encargado de elaborar el informe que se remitió al Ministerio de Justicia para solicitar el indulto.

"Cualquiera puede pedir un indulto, pero no se lo dan a cualquiera", apunta este ingeniero de profesión e historiador por afición, haciendo hincapié en la complejidad de unos trámites que incluyen la petición, por parte del citado Ministerio, de una serie de informes sobre el preso "incluso a los afectados".

"Esta cofradía forma parte de la Confraternidad de Hermandades Trinitarias, vinculadas a una orden que entre sus principios tiene la redención de cautivos", comenta Padilla, aduciendo una de las razones que han podido influir en la decisión del Gobierno, a la que se une la antigüedad de la costumbre.

Según el investigador, la liberación del reo aparece ya en los estatutos fundacionales de la Hermandad, en 1897, "sólo veinte años después" de que lo recogiera en sus normas la cofradía de Nuestro Padre Jesús 'El Rico' de Málaga, que es probablemente la que cuenta con mayor tradición en lo que se refiere a esta práctica. "No es la más antigua, pero sí de las más antiguas en hacerlo", incide Padilla, que quiere resaltar el valor del logro conseguido.

"Era difícil, porque no dependía exclusivamente de la cofradía, sino que había que recurrir al Consejo de Ministros, que no es moco de pavo. Sin embargo, yo creo que debemos defender nuestras particularidades, y el recuperar una tradición como ésta me parece algo muy importante".

Una tradición que volverá a repetirse este Jueves Santo después de 45 años. "Queremos recuperar cada detalle", dice el hermano mayor, explicando que para ello habrá que hacer algunos ajustes en el recorrido, entre otros pormenores. Históricamente, el Cristo se acercaba a la cárcel, que estaba prácticamente al lado de la capilla, se ponía de cara a la puerta y entonces salía el preso con unos grilletes puestos.

El director de la prisión leía el indulto, se le quitaban los grilletes, se colocaban sobre el paso y se imponía al reo el escapulario con una cruz trinitaria que llevan los penitentes de esta cofradía. "No tenemos claro aún dónde lo haremos, pero lo haremos, si el tiempo nos deja", concluye Hidalgo.

Archivos de imagen relacionados

  • procesion linares
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...