Rector de la UCM dice que el tema de las capillas «no es urgente» y que el traslado de la de Geografía fue por necesidad

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, ha indicado que el cambio de ubicación de la capilla de la Facultad de Geografía e Historia fue motivada por una «necesidad docente» y porque «no había necesidad de una capilla tan grande». Además, ha indicado que el tema de las capillas «no es urgente» y que no se trata de hacer «una guerra de religión».

«No considero esto una guerra de religión sino una necesidad docente y que no había necesidad de una capilla tan grande. Hubo una campaña tremenda, vino gente de fuera y montaron misas en el hall, pero fuimos pacientes. El decano fue paciente, aguantó todo tipo de críticas, como que había alzado una cruzada contra la religión», ha explicado en una entrevista con Europa Press.

Carrillo ha precisado que las capillas en la universidad no son su «prioridad» y que prefiere unir voluntades para otros asuntos que dividirlas lanzándose a una «guerra de religión».

«Para mí las capillas no es un problema urgente. La complutense ha tenido estos cuatro años y sigue teniendo problemas más urgentes. Entonces, lanzarnos en un debate sobre religión, en una guerra de religión y dividir voluntades que hay que unir para otros cometidos no me parece muy apropiado en este momento», ha subrayado.

En este sentido, ha indicado que siguen las ocho capillas y que, aunque es cierto que el verano pasado se cambió la de Geografía e Historia a un espacio más pequeño, esto se debió a que el aula antigua era «inmensa» y había «apenas una persona probablemente».

Además, ha precisado que «la Facultad de Geografía e Historia tiene un problema importante de espacio» porque allí se encuentra el Museo de América con piezas «valiosas» y «sin espacio». «Cuando lo visité hace unos años estaba en cajas. Te sacaban una caja de zapatos y te decían, esto es del Amazonas. Hay piezas valiosas y realmente no había espacio», ha explicado.

El pasado mes de octubre, el Arzobispado de Madrid inauguró la nueva Capilla de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid tras la polémica por el cambio de ubicación de este lugar de culto.

UNOS 15 ALUMNOS ASISTEN A MISA DIARIAMENTE

En la actualidad, la nueva capilla funciona con normalidad y sigue recibiendo al mismo número de alumnos. El capellán de la Facultad de Geografía e Historia, Javier Carralón, ha explicado a Europa Press que entre 12 y 15 alumnos siguen asistiendo a la Misa diaria de las 8,00 horas y que también a lo largo de la jornada se acercan a rezar más estudiantes, por lo que unos 30 universitarios acuden al día a esta capilla.

Según ha precisado Carralón, aunque el espacio es «bastante más pequeño» –unos 30 metros cuadrados–, siguen con «la actividad normal» que tenían antes, pues el aula donde está ubicada está cerca de las clases de los jóvenes y «casi siempre hay alguien en la capilla».

Por otra parte, el rector de la UCM ha apuntado que otras confesiones religiosas les han pedido también un espacio de culto en la Universidad, pero ha indicado que no han abierto ese debate y que cuando lo haga, quiere abrirlo para todas las confesiones.


COMENTARIO: ¿Quiere el rector de la Complutense que esperemos otros 40 años para que se respete la aconfesionalidad en el ámbito universitario?, ¿o para qué precipitarnos tanto?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...