Reconocidos protestantes impulsan «Carta Global de la Libertad de Conciencia»

Libertad de pensamiento, conciencia y religión. Son los principios sobre los que reflexiona una nueva iniciativa que quiere devolverlos «al centro del debate político» en Europa.

COMENTARIO: Esta Carta viene a caer en el conocido error de privilegiar las creencias religiosas frente a las convicciones personales de libre elección, de hecho llega a decir que las libertades de pensamiento, conciencia y religión que se recogen en la Declaración Universal de Derechos Humanos constituyen la libertad religiosa. Si bien es verdad que en algunos apartados aparece la libertad a no tener religión, todo el documento parece estar escrito desde una orientación de lo religioso como supremo valor, aunque se respete al que no crea. Se trata una vez más del multiconfesionalismo, frente a un verdadero laicismo. De ahí que la Carta recoja la libertad de conciencia, pensamiento y religión (que vuelve a repetir constituyen la libertad religiosa) son de los individuos y no de las creencias (?), asume el comunitarismo otorgando a las comunidades de fe derechos como si de personas se tratara, con el fin de garantizar su intervención social.

En el mismo sentido el análisis se centra en los temas religiosos: tensiones religiosas en determinados países, pluralismo religioso, dificultades de expansión religiosa en algunos lugares, tolerancia religiosa,…

En definitiva una libertad de conciencia, que pese a hablar de la plaza pública como espacio común de toda la ciudadanía, se centra en la religión como si fuese el único elemento de la misma. Baste por último el apoyo y difusión por parte del Grupo Europarlamentario del PP para tener clara la opción ideológica que plantea.

La carta puede leerse abriendo el documento anexo.


¿Se puede dar por garantizada la libertad de expresión en pleno XXI? ¿Qué hay del artículo 18 de la Declaración de los Derechos Humanos? La ‘Carta Global de la Libertad de Conciencia’ busca dar respuestas y promover una reflexión que lleve a actuaciones concretas.

El documento se presentó públicamente el pasado jueves 21 de junio en la sede del Parlamento Europeo. Impulsado por protestantes, es un esfuerzo que busca garantizar los derechos de cualquier ciudadano, en un momento en el que es necesario  “poner sobre la mesa las tensiones crecientes”  en lugares como Siria o el Sudán, pero también en países de la Unión Europea.

 En el proyecto participan más de 50 académicos, políticos y miembros de ONGs. A lo largo de sus 12 páginas, el proyecto recoge 29 artículos y una conclusión para conformar un texto “que no es un documento más, sino una herramienta para alcanzar una mayor tolerancia religiosa”, explicó a la prensa  Sari Essayah, europarlamentaria electa por Finlandia .

“Cada vez más estudios muestran que la libertad de expresión está siendo ampliamente abandonada y amenazada en todo el mundo”, ha dicho en el acto de presentación. La libertad de conciencia de cada persona debería ser algo protegido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero aun así, incluso en el viejo continente esta empieza a perder su lugar:  “La gente sufre por sus ideas y sus creencias, y con la crisis económica se ha visto un aumento de la intolerancia religiosa aquí mismo, en Europa”,  explicaba Essayah.

 “TERMINAR CON LA POLARIZACIÓN”
Essayah presentó el texto ante a la prensa junto a dos de sus principales ideólogos, el  Dr. Os Guiness , conferenciante internacional y crítico social, y el  Dr. Thomas Schirrmacher , sociólogo. Junto a ellos estaba  Christel Lamère Ngnambi , representante en Bruselas de la Alianza Evangélica Europea, que ha impulsado el proyecto.

Guiness, conocido por su capacidad de análisis cultural, apuntó en su intervención a un conflicto muy actual: “Necesitamos proveer una solución para  terminar con la polarización y la amargura que rodea la religión en el espacio público  antes de que nos lancemos de cabeza a una guerra cultural entre los extremos de la intolerancia secular, por un lado, y la intolerancia religiosa, por el otro”, dijo.

El escritor ha apostado por una libertad de expresión fuerte que facilite el intercambio de ideas, sin miedos ni prejuicios.  “Esta Carta anima a ir hacia una nueva cultura del civismo en la que un debate público, robusto y sonoro sea visto como un bien para la sociedad”, ha concluido.

 REPERCUSIÓN EN LOS MEDIOS
La iniciativa empieza ahora a andar y ya  ha tenido repercusión en la Revista  The Parliament  y también en la  página oficial del Partido Popular Europeo, a través de un artículo que relacionaba la noticia con la política finlandesa . Un resumen del proyecto ha llegado también a los principales medios de comunicación.

Diferentes expertos han apoyado este documento impulsado por la Alianza Evangélica Europea, hasta el momento. Entre ellos,  Heiner Bielefeldt, enviado especial de la ONU para la libertad religiosa , que ha opinado ya que la Carta “es un documento impactante”.  “Tiene un potencial enorme para potenciar compromisos prácticos y para contribuir a una mejor comprensión de los derechos humanos en su totalidad”, opina.

 SEGUIMIENTO EN INTERNET
 El texto original ya se puede consultar en la página web lanzada junto al proyecto. Incluye el texto completo en inglés, así como una versión reducida.

Para hacer un seguimiento más social de la Carta,  la página de Facebook  ofrece desde hace unos días links e imágenes que dan contexto al proyecto .

Tras la presentación en Bruselas, el proyecto será introducido en los siguientes días en  Bonn  (Alemania) y  London  (Inglaterra).

Archivos relacionados

Archivos de imagen relacionados

  • CartaGlobal Libertad Conciencia1
  • CartaGlobal Libertad Conciencia2
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...