Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

RECOMENDADO: La “libertad de todos” y la laicidad

Respuesta a un escrito en LNE del párroco de San Pedro de Gijón que no tuvo cabida en el mismo periódico.

Como respuesta a la iniciativa del Ayuntamiento de Gijón de plantearse “regular el mandato constitucional de aconfesionalidad y neutralidad religiosa, en el ámbito municipal”, el pasado 17 de abril La Nueva España de Gijón (La Nueva España – Diario Independiente de Asturias) publicaba un escrito(1) de Javier Gómez Cuesta, párroco de la iglesia de San Pedro, con el sugerente subtítulo de  La necesidad de defender la libertad de todos en el que escribía contra lo que “quiere imponer el neocomunismo español”.

El día 20 se envió desde Asturias Laica, respondiendo a lo afirmado por Javier Gómez Cuesta, el siguiente escrito:

Sobre cómo proteger la libertad de todas y todos

Estimado Javier Cuesta, párroco de la iglesia de san Pedro:

Gracias por su matización de que la sociedad es plural, no laica. Gracias por su aclaración “…la de Gijón, como todas, la conformamos creyentes y no creyentes; la autoridad competente elegida democráticamente ha de estar al servicio de todos y protegiendo la libertad de todos”. En efecto, la sociedad gijonesa está compuesta por una diversa pluralidad de formas de interpretar el mundo, y como todas/os tenemos los mismos derechos básicos, es imprescindible que nuestro Ayuntamiento sea consecuente con esa diversidad.

Permítame algunas matizaciones:

· El respeto a la diversidad obliga ineludiblemente a dos procedimientos: Separación Ayuntamiento/religiones y Neutralidad del Ayuntamiento ante todas las creencias. Es la ejecución de ambos procedimientos lo que mueve al Ayuntamiento a desarrollar un reglamento que los convierta en normas municipales operativas (por eso estaba en el acuerdo de gobierno).

· El reglamento de Laicidad no determina en qué actos pueden participar los diferentes partidos y grupos políticos. Son constitucionalmente libres. Este reglamento organiza la participación del Ayuntamiento como institución, que es de todas/os, en los diferentes actos de forma que respete los procedimientos antes citados. Trata de traducir a normas municipales el mandato constitucional de Aconfesionalidad.

· Lamento que haya interpretado que las actuaciones de Asturias Laica iban en contra de su celebración de San Pedro. Explicamos reiteradamente que NO estábamos en contra de esa celebración, nuestra protesta iba dirigida contra la participación de la alcaldesa de todas/os en un acto de una determinada religión. Los hechos han ratificado lo erróneo de su interpretación.

· Entiendo que la iglesia católica ha denominado laicos a los creyentes que no tienen orden sacerdotal. Pero el concepto de laicismo que aquí se utiliza es de otra índole. La Laicidad es la situación alcanzada por una estructura política que respeta los procedimientos antedichos. El Laicismo es el movimiento que pretende que el Estado alcance la Laicidad. No está bien jugar a confundir.

· Es calumnioso afirmar que los movimientos laicistas: “No quieren que la Iglesia tenga cabida en el espacio público. Las aplicaciones prácticas de esta falsa “neutralidad” es la prohibición de símbolos y actos o manifestaciones religiosas en lugares públicos”. Supongo que conoce lo suficiente para diferenciar entre espacios públicos y poderes públicos. Yo creía que su religión le prohibía calumniar.

Como veo que la laicidad es un tema que le interesa lo mismo que a mí, quedo a su disposición por si alguna vez quiere intercambiar puntos de vista sobre la misma tanto en privado como en público.

Atentamente:

 Luis Fernández González.- Presidente de Asturias Laica

Comienza el mes de mayo y desde entonces hasta hoy La Nueva España ha publicado cuatro artículos (Qué cruzLa laicidad de los AyuntamientosLa laicidad negativaLas tradiciones no son un mercado persa) atacando la iniciativa de desarrollar la redacción de un reglamento de laicidad en la ciudad de Gijón. El 22 de abril el periódico en cuestión publicó unas declaraciones de Abogados Cristianos en las que conminaban a la Alcaldesa a no iniciar ningún tipo de estudio porque recurrirían cualquiera que fuera el producto final ya que encuentran en el procesotintes prevaricadores y malversadores de fondos públicos”.

Pero durante este tiempo, el mismo periódico, no ha publicado la respuesta de Asturias Laica a las declaraciones del párroco.

¿Es esto lo que tenemos que entender como prensa independiente?

_____________________________

(1) ¿Un reglamento de laicidad? La necesidad de proteger la libertad de todos, Javier Gómez Cuesta, PDF

Total
10
Shares
Artículos relacionados
Total
10
Share