Reclaman un calendario pedagógico y no ´religioso´

Directores y padres piden trimestres homogéneos y no dependientes de cuándo cae la Semana Santa

Abierta la "caja de los truenos" sobre la movilidad de las fiestas en la Comunidad, los directores de los Institutos públicos de Educación Secundaria (IES) retoman el debate en torno a la "reforma en profundidad" del calendario escolar para "racionalizarlo" y que atienda a criterios puramente pedagógicos además de organizativos y no a los religiosos, como ocurre desde hace décadas con Navidades y Pascua, según indicaron ayer.

"La alternancia de los periodos lectivos y de los de vacaciones escolares no responde, en general, a criterios de racionalidad pedagógica ni de gestión de los centros; está sometido a variaciones en el calendario de algunas fiestas, como es Pascua, y presenta una mezcla de celebraciones civiles con otras de origen religioso o tradicional que no permite la estabilidad", explicó el presidente de la junta de la Associació de Directores i Directors d'IES, Vicent Baggetto.

De hecho, si la Semana Santa "cae" en marzo, como a veces ocurre, los alumnos tienen pegadas las fiestas de Fallas y Pascua y dos meses y medio lectivos, mientras que si toca a finales de abril, durante tres meses y medio no tienen descanso.

En opinión de los directores, "en un momento en que, desde los poderes públicos, se ha puesto encima de la mesa la supresión de los denominados puentes y el traslado de festivos a lunes, parece más que razonable volver a pedir con los diversos interlocutores la reforma en profundidad del calendario escolar".

La propuesta la respaldan FAPA Valencia y la FAPA Enric Valor de la provincia de Alicante siempre que "sea un debate serio y se atienda nuestra opinión", indicaron a este diario. "Que el calendario no se adapte a las fiestas religiosas y se intente que las tres evaluaciones tengan periodos de tiempo similares sería preferible para los niños". Es la misma opinión que han respaldado cada año los representantes del profesorado cada vez que se reabre el debate sobre el calendario escolar con motivo de la elección de los tres festivos locales en Alicante, para romper con los prolongado del segundo trimestre de curso con días libres en carnaval.

"Que el calendario no se atenga a fechas religiosas sino a las pedagógicas debería ser factible", apuntan los sindicalistas. En la FAPA Gabriel Miró apuntan que unos festivos para los niños y otros para los padres, que siguen marcados por los criterios religiosos y tradicionales, provocaría una disfunción que no les permitirá coincidir en el tiempo.

El secretario general de Educación, Rafael Carbonell, aseguró ayer que "en general e independientemente de la ideología de cada uno, el actual calendario escolar está perfectamente asumido por la sociedad valenciana. No nos planteamos modificarlo". Carbonell destacó que se respeta el arraigo de las fiestas religiosas, como Navidades, y de las civiles, como la Constitución.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...