Reclamación a la Agencia Europea de Protección de Datos por no respetar el deeo de causar baja en los ficheros de la iglesia católica

Para vuestro conocimiento, he enviado a la siguiente dirección de correo electrónico, edps@edps.europa.eu, el siguiente comunicado y petición a la Agencia Europea de Protección de Datos:

Atentamente dirijo a ustedes la siguiente consulta y petición:

Sabido es que en la España de la dictadura la religión oficial era la  católica. Así muchas personas fueron bautizadas para cumplir con esta casi-obligación.

Con la llegada de la democracia y con la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal vigente, debería ser posible y fácil dejar de constar como practicante católico. Es también sabido el oscurantismo con que se trata esta cuestión en nuestro país, que tiene un concordato con el Vaticano, que probablemente no respeta ni la propia Constitución Española.

Después de este resumido preámbulo, les escribo para que tengan a bien hacer cuanto esté en sus manos para terminar con los abusos de esta entidad privada que es la religión católica, pero que a la práctica actúa todavía como si se tratase de una entidad oficial del estado español.

Según tengo entendido, cualquier ciudadano español tiene el derecho a solicitar la cancelación de sus datos personales que obren en poder de cualquier entidad privada, incluída la iglesia católica. Después de dirigirme a la Agencia Española de Protección de Datos de Carácter Personal me respondieron que el hecho de figurar inscrito en el libro de bautismo no significa que se pertenezca a tal religión. Sin embargo dejaron sin opción la pregunta de si éstos datos en poder de la iglesia católica son de carácter personal y por lo tanto se puede ejercer contra ellos el derecho de cancelación a que alude la  propia Ley.

Según parece, para ejercer el derecho de apostasía, todavía es más o menos necesario justificar con criterios establecidos por la propia iglesia católica la renuncia a la fe que se supone adquirida en el
momento del bautismo y demás sacramentos. Sin embargo, usando la Ley de protección de datos de carácter personal, creo que debería ser suficiente con exigir la cancelación de todos los datos de carácter personal que obren en su poder.

Además de todo ello, si se hace uso de la vía católica para apostatar queda anotada la condición de  apóstata en el propio libro de bautismo, dato de mayor relevancia que podría ser usado en contra del apóstata. ¿Quién daría sus datos a su verdugo para que le pudiese identificar y ejecutar?

Desde la Agencia de Protección de Datos, no sé bajo qué influencias no quieren entrar de lleno en el asunto de facilitar la cancelación pura y simple de los todos los datos en poder de la iglesia católica,
incluídos los que figuran en el libro de bautismo además de que no figure la condición de apóstata en el mismo, por el uso inapropiado de que podría ser objeto.

Les ruego que tomen cartas en el asunto y que se facilite y se asegure a la ciudadanía española la cancelación de datos en poder de la iglesia católica de una forma rápida, sencilla y eficaz.

 

Muchas gracias por su tiempo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...